Gelato Montallegro, sabor a Italia

Gelato: el secreto de los helados artesanales

En una de las calles del barrio El Peñón se encuentra un local pequeño, pintoresco en donde los colores, olores y sabores se fusionan en cada receta.  Montallegro Gelataria italiana es la invitación a experimentar sensaciones que llegan con cada helado artesanal.

Detrás del mostrador están Armando Poletti y María Gabriella Ascione, sus propietarios. Él italiano y ella caleña, quienes montaron un pedacito de Italia en Cali.

El placer artesanal

Gelato Montallegro, sabores italianos en Cali
Armando Poletti y María Gabriella Ascione están al frente de Montallegro Gelateria Italiana.

Con todo un ritual cada día prepara el helado, porque el secreto y la riqueza está en la elaboración y frescura.

Hace énfasis que el helado artesanal se caracteriza porque no usa conservantes, está alejado de la industrialización, contiene frutas y siempre es fresco.

“La fortuna del gelatero está en que tenemos la receta aprendida durante años, y la capacidad de modificarla sin cambiar el sabor”, dice.

Él heredó una tradición; cada día además de amor y pasión pone todo su conocimiento para ofrecer un producto de primera categoría. Cada helado es una creación a la que le dedica tiempo e investigación.

Armando Poletti afirma que para que se amalgamen los sabores se necesita un proceso, en el que se incluyen 12 horas en la preparación. “No es un producto rápido, cada gelato requiere de tiempo, descanso y tranquilidad”.

Sabores exóticos

Dice Poletti que la variedad de frutas en Colombia es algo que lo conquista; recorre el mercado y se sorprende con las más de 300 variedades de frutas que hay. Se detienen en las frutas de temporada, piensan en la creación y la transformación.

Gelato Montallegro, sabores italianos en Cali
Helados o gelatos de agua o cremosos, dos alternativas que se encuentran en Monteallegro Gelateria Italiana.

La textura, el color y la intensidad del sabor la da los procesos que realiza el maestro gelatero. Tiene en cuenta para la elaboración de un helado o gelato artesanal factores como el clima, el dulce que cada fruta trae, así como las mezclas entre frutas frescas y frutas secas o el tipo de proceso que realice.

“Por ejemplo un níspero puede cambiar de sabor dependiendo de la región donde se cosecha; las almendras varían en su color y sabor si son tostadas; la vainilla se usa toda… el zapallo, para nosotros en Europa, se puede mezclar con almendra tostada, con canela, con vainilla, siempre está presente. Cada gelatero hace su creación”

Dice, a manera de consejo, que el gelato o helado artesanal se debe comer sin toppings, aderezos, galletas, barquillos o chips, porque complacerse con el helado artesanal “es regalarse unos minutos para disfrutar una creación que conecta sentimientos y sensaciones”.

También puedes leer: Macarons: fiesta de color y sabor 

Dependiendo del día puedes probar un ‘beso de luna’, que tiene como protagonista el viche del pacífico; también tienen gelato de chontaduro con jengibre que entrega una experiencia picosa y deliciosa.  

Los helados que siempre están en la vitrina son el de vainilla; el de chocolate al 70% y el de ´paciugo’ que es uno gelato estrella, por su forma que no es perfecta en donde se resalta esa mezcla de salsa de caramelo y trozos de galleta, su estructura no es perfecta, pero su sabor es uno de los más apetecidos.

 Dirección:  Carrera 3a Oeste #2-17 barrio El Peñón
 Teléfono: 311 7568458
 Atención de martes a domingo. Los lunes festivos tienen atención al público

Share This Post

Post Comment