Amo quien soy, en traje de baño

Amo quien soy,  campaña de mujeres reales

amo 1

Alexandra Londoño, Chachi Castaño, Ingrid Bastidas, Marolinn Murillo y Paola García se animaron a romper esquemas porque son mujeres reales desean multiplicar una propuesta de emprendimiento.


Ellas son mujeres, trabajadoras, en su mayoría cabeza de hogar; en sus manos está la responsabilidad de bordar, cortar, coser y darles vida a trajes de baño de una y dos piezas.

Lo que no imaginaban es que terminarían siendo modelos reales de la empresa en la que trabajan y que sus fotografías iniciarían un recorrido por las redes sociales Facebook, twitter e Instagram que normalmente hacen parte de la plataforma de mercadeo de Flower y de la campaña ‘Amo quien soy’ .

La diseñadora y administradora de empresas Paola García inició hace 14 años con una idea que fue ganando terreno y que hoy permite 80 mujeres, madres cabezas de familia hagan parte de este emprendimiento.

“Todas trabajan con mucho amor, le dan vida a cada una de las prendas” dice Paola García.

Agrega que si no tuviera el equipo de trabajo con el que cuenta no “existiría una manera efectiva de triunfar. Cada una no solo es una empleada sino que son amigas, con ellas hay apoyo, ideas y buenos productos”.

Cuando presentaron la colección de ‘tanquinis’ no sólo vieron como las ventas se incrementaron sino que se fijaron que son cada vez mas las mujeres que  buscaban sus trajes de baño, “algunas con necesidades puntuales, otras inseguras y con miedo porque aunque en el mercado hay oferta de trajes de baño, la mayoría están dirigidos para cuerpos esculturales” dice Paola García.

amo

Ellas cosen, bordan y también lucen lo que crean. Las redes sociales un escenario para comercializar productos.

Se dieron cuenta  que la mayoría no se sentía identificada con prendas que exigen figuras esbeltas y perfectas.

Pensaron que todas las mujeres deben tener las mismas condiciones de sentirse bellas, modernas y comenzaron a mirar qué marcaba la diferencia.

Amo quien soy

Crearon su campaña y con ella “queremos llegar a cada mujer, ser cómplices de sus necesidades, de sus caprichos, de sus logros, de sus éxitos, que se sientan seguras de quienes son; que descubran la belleza de sus cuerpos,  de su color de piel, de su raza, de su genética… que se vuelvan inmunes a las criticas o a los juicios  de quienes han establecido los parámetros de la belleza”, agrega la diseñadora.

Que al igual que las trabajadoras de Flower es una madre cabeza de familia.

Emprendimiento femenino

Paola García cuenta que decidió hacer empresa, y darle oportunidad a otras mujeres, que como ella fueran madres cabezas de familia. “Esa era el camino para generar estabilidad en mí y en ellas… estaba motivada por las mismas necesidades porque soy madre de dos hijos, sin un apoyo por parte del padre”.

amo

Quieren seguir brindándole a la mujer de Cali y de otros países esta alternativa.

La diseñadora y su combo de amigas querían dejar huella y en los trajes de baño encontraron el camino.  “Somos pioneras, decidimos rescatar el valor del bordado que hacían nuestras abuelas y madres y con ello nace la idea se personalizar cada prenda” agrega.

Amo quien soy no solo es una campaña, también hace parte del trabajo que  las ha llevado a posicionar en Cali pero también a multiplicar esfuerzos en Estados Unidos, México, Panamá, Costa Rica, República Dominicana hasta donde llegan sus creaciones.

Ahora Alexandra Londoño, Chachi Castaño, Ingrid Bastidas y Marolinn Murillo no sólo cosen, cortan y crean sino que arriesga a ser el espejo para muchas otras mujeres, que sin medidas perfectas han dejado de disfrutar del sol, la piscina o la playa.

Porque están convencidas que la definición de la belleza es subjetiva y con los trajes de baño las mujeres pueden encontrar confianza, seguridad y confort.

Tambíen puedes leer.
Compártelo!

About the Author

Bethsabe Castro

Comunicadora – Periodista. Especializada en prensa escrita, asesora en comunicación organizacional, activación de marca, manejo de imagen,
posicionamiento,relaciones públicas, manejo de crisis.