Circo Las Vegas Fantasy diversión extrema en Cali

Circo Las Vegas Fantasy diversión extrema en Cali

Regresó el circo a Cali después de casi dos años de haber bajado el telón. Ellos han sido uno de los sectores más golpeados por la Covid-19.

Afirmó el mago ilusionista Ricardo Roca, Ricky Magic, su nombre artístico, que por fortuna es bilingüe y encontró alternativa de trabajo en un call center durante todos estos meses. “Algo nuevo, nunca me imaginé que iba a trabajar en esto, pero muchos que no dominan otro idioma les tocó manejar Rappi, comerse los ahorros. Volver a los escenarios nos llena de felicidad porque entretenemos al público y estamos trabajando en lo que nos gusta y sabemos hacer”.

El circo levantó carpa en el sur de la ciudad, en  Avenida Pasoancho calle 13 con carrera 80,  aquí cada día un grupo de más de 20 artistas entregan todo en escena para compartir con grandes y chicos  un espectáculo maravilloso.

Arte y deporte

Este espectáculo circense se caracteriza por presentar una propuesta innovadora, que saca expresiones de asombro y algunos gritos.  

“Tiene del circo tradicional los payasos, las acrobacias y los aéreos.  Pero hemos innovado invitando a nuestro espectáculo a Iván Ospina un FMX que hace acrobacias a más de nueve metros de altura. A tres deportistas del BMX que también se llevan la admiración del público”, agregó Ricky Magic.

Circo Las Vegas Fantasy diversión extrema en Cali

Ver en escena a Iván Ospina es fantástico, el deportista del Freestyle Motocross, considerado como uno de los mejores de Colombia es arriesgado, tiene determinación y desafía la gravedad en cada una de sus acrobacias.

El rugido de su moto causa suspenso, verlo a más de 9 metros de altura haciendo saltos mortales, soltado sus manos e innovando en cada truco es sorprendente. Si bien la mayoría de sus shows han sido realizados al aire libre en estadios de fútbol y otros escenarios,  el apreciar su propuesta dentro de la carpa del circo es realmente alucinante

La habilidad de los artistas, los efectos y la escenografía se conjugan para ofrecer un espectáculo de alta factura.

Ilusionismo al estilo de Las Vegas

El espectáculo de magia e ilusionismo que ofrece Ricky Magic está a la altura de los que se pueden apreciar en Las Vegas, Estados Unidos.

La puesta en escena se roba las sonrisas de grandes y chicos que se preguntan cómo lo hizo, dónde está el secreto.  En cuestión de segundos logra aparecer a su asistente. De una llama de fuego sale otra de las artistas y la máxima es cuando separa el torso de sus extremidades inferiores.

Prepárense, el intermedio de la función, es el momento para ir por crispetas y manzanas acarameladas, típicos acompañantes cuando se visita el circo.

En esta puesta en escena también hay tiempo para narrar historias, para conectar la inocencia de los más pequeños con personajes que deslumbran con sus vestuarios y canciones invitándolos a descubrir el color de la magia y del circo.

En medio de acrobacias aéreas, el sonido de las motos, la puesta en escena de los payasos, la magia, el ilusionismo y la participación del público todos, artistas y espectadores, viven diferentes emociones gracias a la sincronía de coreografías, la puesta en escena de acrobacias aéreas y el deporte extremo.

Así se vive el espectáculo

La directora del canal Cali TV definió  el espectáculo “entre piruetas, volteretas en el aire, trucos de magia, bicicletas, motos, bromas y crispetas, regresé por unas divertidas horas a mi niñez, cuando colgada de las ramas del árbol frente a mi casa, soñaba con ser una de esas acróbatas que vuelan como aves desafiando las alturas”.

Agregó que es un circo que no usa animales y “cuenta con toda la entrega y el profesionalismo de gente amable que cada noche se viste de magia y se juega la vida, para sacarnos una sonrisa. El circo sigue siendo ese mundo de sueños, de color, de risas y de magia, bajo la carpa. Gracias al Circo Las Vegas Fantasy por invitarnos a recuperar ese niño que llevamos por dentro”.

Para Alexandra Delgado, periodista del diario Occidente “es increíble como la tecnología nos ha ido alejando de experiencias tan divertidas, emocionantes y tan reales como el circo. El encanto de la magia, los payasos y sus divertidas ocurrencias, la destreza de malabaristas, acróbatas, contorsionistas, equilibristas, escapistas y todos los que hacen de esta colorida carpa, un derroche de talento. Vale la pena ir al circo”.

Oscar López, periodista, “es espectacular, es un circo con todos esos elementos que lo llevan a recordar los circos cuando niño  vi la gente entretenidísima, me alegró ver a Iván Ospina un acróbata de las motos y verlo acá con esta pericia verdaderamente se lo recomiendo a todos los vallecaucanos es un circo con mucho talento y buen espectáculo”.