Catalina Vélez y su cocina de origen

Catalina Vélez y su cocina de origen estarán en Pacífico Cocina 

 

De figura menuda, cabello recogido, delantal, hablar pausado y bajo volumen, va recorriendo los diferentes espacios de Kiva, su restaurante en el sur de Cali. Su misión es despertar emociones a partir de la gastronomía.

Ella hace parte de los chefs invitados a participar de Pacífico Cocina, un encuentro que busca proyectar la región, abrir espacios en otras y ser el punto de partida para presentar propuestas propias.

Aunque nació en el eje cafetero es una caleña de adopción; su búsqueda de sabores y su pasión por la cocina empezaron siendo muy chica y tienen marcada la influencia de su abuelo.

Su búsqueda la ha llevado a trabajar con mujeres afrocolombianas e indígenas que la han enriquecido y ayudado a formar un concepto, a investigar y desde luego a crear y reinventar.

En el Valle del Cauca, en Colombia e internacionalmente su nombre se asocia con la cocina de origen, esa que le ha permitido rescatar la herencia culinaria y también incluir ingredientes desconocidos o ya olvidados.

Confiesa Catalina Vélez que el trabajo con las cocineras la han llevado a mirar su profesión de otra manera, “el mejor consejo que he recibido de ellas y es con el que vivo hoy: Cuando cocinas es de adentro para afuera. Hay una transmisión genética, emocional.  Yo no cocino por indulgencia, yo cocino por alimentar y eso lo aprendí de ellas”

A lo largo de su investigación y de trabajar con las mujeres afrocolombianas e indígenas que habitan diferentes regiones del Pacífico le han llevado a sacar esa conclusión. “No hay una mujer en particular, todas ellas me han permitido vivir ese proceso que viene de manos negras y mestizas, esa es una de las conclusiones a las que he llegado en los trabajos de campo; muchas me han enseñado a hablarle, rezarle, santificarle a la comida;  agradecerle a los alimentos. Es muy lindo para mí cocinar”

Catalina Vélez y su cocina de origen

Llanpingachos

Y es que cada que Catalina Vélez ingresa a la cocina cae en “una meditación profunda, es un momento de entrega total, de deseo, de bienestar para los demás”.

Dice Catalina Vélez que la influencia de las negritudes del Pacífico costero, de los afros del Cauca la llevan a ver que trabajan igual, “la mujer negra es recia, tenaz, fuerte,  con una capacidad inmensa de sobrellevar el maltrato, es de aprender que eso no obstruye la felicidad”.

De la cocina de origen a la callejera

Ella es una de las invitadas a la primera versión de Pacífico Cocina, un proyecto ambicioso en donde la gastronomía se vivirá desde diferentes interpretaciones.

“Vamos con origen cocina  trasladada a la callejera, ese refinamiento a la cocina popular y queremos que cuando las personas se coman lo que hemos preparado vibren a través de la herencia y la tradición”Catalina Vélez

Catalina Vélez asegura que los visitantes  al Centro de Eventos Valle del Pacífico se van a encontrar  con una propuesta dinámica, divertida, sencilla y deliciosa.

En el trabajo con las cocineras ancestrales ella empezó  por el origen, “cuando a estas mujeres se les muestra el respeto por los ingredientes, además muestras que tienes la capacidad de abrir el corazón, el saber el por qué usan un determinado ingrediente o por qué lo tratan de cierta manera, es gratificante”.

Cree que los negros e indígenas son una comunidad que ha sido manoseada durante muchos años. “Ellos se sienten vulnerables y en peligro, mientras nosotros seguimos realizando procesos. Les tengo amor, buscamos en conjunto procesos productivos para que puedan tener una vida digna”

 

Mientras sigue trabajando en su menú está segura que incluirá ingredientes como la pepa de pan, está haciendo una mostaza de borojo para uno de los platos y no duda que usará plátano pintón para hacer fufú, esa receta heredada de los africanos (esclavos) que entraron por las Antillas. “Si bien no es nuestro, hoy es conocido en el país como majado de plátano, el fufú es utilizado de cierta forma en las balas, tamales de plátano y marranitas”.

Dice la chef que durante los días de Pacífico Cocina ella y su equipo enfocará su trabajo en dos puntos de tradición. “Vamos a tener el ‘elixir del pacífico’ que viene con el tema de la curandería natural; tenemos una mujer del Pacífico que está trabajando con nosotros así que durante estos días vamos a ver hierbas como la toma seca convertida en una bebida refrescante. La otra parte es la del dulce, así que podremos probar los candies,  que son el dulce que los de  la Costa Pacífica acostumbran a comer,  son dulcecitos  de leche de coco con limón, una de las características está en que el coco no se siente y termina siendo como una melcocha  de leche, absolutamente delicioso”

Asegura, además, que los asistentes a la feria gastronómica encontrarán bizcochuelo de coco, torta de chontaduro y seguramente también recetas  tradiciones del interior,  como el arroz con leche.

En la noche de presentación de Pacífico Cocina la chef preparó entre otros platillos  chupe de auyama con queso costeño y aceite de cimarrón; rollitos crocantes de morcilla, seviche  y  arroz con leche con un toque de gel cítrico-

About the Author

Bethsabe Castro
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional

Be the first to comment on "Catalina Vélez y su cocina de origen"

Leave a comment

Your email address will not be published.