Chigua del manglar a la mesa

Chigua del manglar a la mesaChigua, mil pesos y bacao sabores del pacífico en vía de extinción  

Qué: Chigua, bacao y mil pesos en vía de extinción
Dónde: Pacífico colombiano

Tiene forma de mazorca, sus granos son rojos y muy grandes, si se comen crudos es un laxante seguro, pero si se cocina se convierte en un ‘manjar de dioses’ con el que se hacen tamales, arepas y un sinnúmero de recetas.
Su forma no es muy común, y hoy son muchos los que se preguntan de dónde viene, si se trata de algún importado.
Estudiantes del SENA afirman que la chigua  es un fruto que se encuentra en los manglares “esta en vía de extinción y nosotros estamos aprendiendo de él, se usó en la cocina ancestral y hoy estamos rescatando no solo su uso sino su conservación” cuenta Evelyn Tabares.

A su lado está un libro en el que hay recetas de las abuelas, esas mismas que han permitido ampliar el panorama gastronómico, hablar de cocina ancestral y rescatar alimentos que se creían ya desaparecidos.Chigua del manglar a la mesaAsí que la próxima vez que vaya a la plaza de mercado ponga atención si alguien le habla de chigua, bacao y ‘mil pesos’, son solo algunos de los alimentos que se  dan en el Pacífico colombiano y se están rescatando; hacen parte de proyectos que buscan devolverles a los colombianos esos  sabores  típicos de regiones como el pacífico caucano, nariñense, vallecaucano y chocoano.

En el ‘Festival Pacífico Cocina’ los más de 10 mil visitantes pudieron conocer sobre estos alimentos, también sobre el trabajo de rescate de los sabores del pacífico, esas recetas que fueron legadas y que hoy se convierten en platos especiales y muy gourmets  gracias a la intervención de investigadores, cocineras ancestrales, chefs y aprendices que encuentran en estos ingredientes valores agregados.

“La chigua es como el maíz, eso sí no se puede comer cruda. Este es un corozo del Pacífico, se diferencia por su gran tamaño y también porque siendo muy parecido al coco, éste no tiene agua por dentro, cuando uno lo parte encuentra una capa fina de coco, se vuelve a partir y encuentra otra capa, es muy rico” advierte Evelyn Tabares.

En su mostrador hay una batea que contiene varios frutos; la aprendiz muestra con orgullo el ‘bacao’, “es familiar del cacao pero con menos grasa, es delicioso”.

Agrega que si uno se quiere tomar una bebida con sabor a milo, pero más rica y refrescante, tiene que probar el ‘mil pesos’ “así como ve estos frutos pequeñitos que parecen una ciruela no se imaginan lo rico que son, uno lo agrega en agua hervida y usa su cáscara para hacer esta bebida”.

About the Author

Bethsabe Castro
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional

Be the first to comment on "Chigua del manglar a la mesa"

Leave a comment

Your email address will not be published.