Cholado, una historia llena de sabores tropicales

Disfrutar del cholado es una experiencia que tiene sello vallecaucano.

Cholado, cholao o raspao

Las manos de una mujer negra sostienen con fuerza un bloque de hielo, en menos de un minuto queda reducido a una tasa de ‘escarcha’, esa que coloca con mística en un vaso y aprieta con una cuchara para formar una capa fría que recibirá trozos de piña, papaya, melón, manzana, uvas, fresas, kiwi, lulo, guanábana y banano, ingredientes claves para la creación de un cholado.

El ejercicio se repite, vuelve y coloca la escarcha o el hielo raspado que esta vez es bañado por un líquido rojo.

Sobre él irá un generoso chorro de leche condensada, una cucharada de mermelada de mango y una porción de coco rallado y caramelizado que dan el toque final a un platillo vallecaucano.

La historia se repite en el parque El Ingenio, al sur de Cali, en un establecimiento llamado Eliver, especializado en cholados.

La mujer toma un bloque de hielo y con una facilidad asombrosa, da tres golpes y va sacando trozos de hielo que darán vida a otros cholao’s que son apetecidos por hombres, mujeres y niños.

No se trata de una ensalada de frutas o de un salpicón, es una propuesta gastronómica que nació en Jamundí, municipio ubicado a 20 minutos de Cali.

Su creador original, no tiene un registro real, se habla de una idea que nació hace ya media década con una mujer que creaba helados de hielo, limón y miel.

Tradición que fue luego seguida por sus hijos quienes incluyeron  frutas y convirtieron esta propuesta gastrónomica como el plato típico de este municipio.

Hoy en Jamundí está el parque del cholado que cuenta con más de 20 puestos dedicados a elaborarlos.

Pero el gusto y la pasión ha traspasado fronteras y es así como en Cali se encuentran otros choladeros que se encuentran ubicados en la calle 9 con 36, frente a las canchas Panamericanas y en el sur de Cali, en el parque El Ingenio donde hay más de 10 casetas dedicadas a ofrecer este plato.

Su precio oscila entre 2.500 y 6.000 pesos, dependiendo del tamaño del vaso que se escoja.

Hay que tener claro que cada ‘choladero’ le pone un toque especial que hace de esta creación algo único. Varía en las frutas que usan, en la forma de presentación, en el tipo de mermelada que utilizan.

Por eso no es extraño que en algunos puestos como el de Eliver su propuesta incluya el coco caramelizado, el toque secreto en la mermelada de mango o de mora “además en que nosotros nunca tenemos la fruta picada y lista,  nos tomamos el tiempo de hacerlo justamente cuando se hace el pedido”.

En otros lugares la presentación del cholado incluye milo, galletas o una estrella hecha con kiwi.

Lo único cierto es que esta propuesta es apetecida por propios y se convierte en un plan delicioso cuando se trata de compartir experiencias con quienes vienen de otras ciudades o el extranjero.

Y como dicen los choladeros, no es ni una ensalada de frutas, ni un salpicón.

Se trata de una delicia que tiene como principal ingrediente el hielo raspado, convertido en ‘escarcha’ que se fusiona con frutas de temporada, con recetas secretas a la hora de hacer las mermeladas y desde luego con el valor agregado de mujeres que siempre preguntan a sus clientes si les apetece otro chorrito de leche condensada.

Mientras tanto, las manos vuelven a tomar un trozo de hielo que en menos de un minuto es convertido en escarcha, escarcha que servirá de cama a una buena cantidad de frutas que llegarán a conquistar y refrescar hasta los más exigentes paladares.

About the Author

Bethsabe Castro
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional

1 Comment on "Cholado, una historia llena de sabores tropicales"

  1. jose elkin gutierrez velasquez | enero 27, 2017 at 11:08 pm |

    Quien vende maquina manual para raspar hielo para hacer raspado y que precio por favor informe a este numero fe whatsap 005768629211 Elkin gracias..

Leave a comment

Your email address will not be published.