Colonia infancia, más que una exposición

Colonia infancia, pasos para descubrir la museografía

Colonia infancia, exposición de arte con la que se están cultivando nuevos públicos en el Museo La Tertulia, con la invitación a descubrir todo lo que encierra un museo desde el juego,  la diversión, el uso de la imaginación y la inspiración de cada uno de sus pequeños visitantes. 

Colonia infancia, proyecto ganador de la Beca para la inclusión de niños y niñas de la primera infancia en entidades museales de la convocatoria Estímulos del Ministerio de Cultura causa sensación en grandes y chicos, porque la invitación a explorar sentidos permite que niños de meses hasta los 6 años se acerquen al arte y disfruten de él.

“Colina Infancia concibe al museo como espacio para activar el proceso de reconocimiento en el arte, así como para generar experiencias, desarrollar la identidad, el gusto estético y la comunicación a través de diversos lenguajes” dice María Paula Álvarez, directora de La Tertulia.

Tres espacios y un mismo objetivo están al servicio de todos los visitantes. Álvarez manifiesta que esta es una oportunidad de acercar a los niños al arte, de ayudar a construir nuevos públicos.

“A veces no nos damos el permiso de contemplar el arte. No hay que ser de un estrato social en particular, no hay que haber estudiado arte para apreciarlo o interpretarlo.

Cada uno tiene una apreciación del arte que es propia, con estos encuentros lo que buscamos es bajar el arte al lenguaje cotidiano, proponer una serie de dispositivos, juegos de manera que el arte también se disfrute”.

Colonia infancia, más que una exposición

Los chicos de manera lúdica se acercan al arte, aprenden a apreciarlo y a comportarse dentro de un museo.

Arte para todos

La directora cree que la percepción del arte está cambiado y muestra de ello es la exposición para niños con los que se construye un público que comunica, que disfruta y que comparte con otros la experiencia.

Dice María Paula Álvarez que con esta exposición han aprendido mucho y saben que hay un camino largo por recorrer.

“Lo mas importante es que íbamos a dejar a los padres por fuera, pero descubrimos que son los papás, los adultos, los abuelos, los tíos, los que se han apropiado de este espacio y conjuntamente están disfrutando de él”.

En esta sala los pequeños visitantes encuentran nueve obras de arte que están dispuestas de una manera especial.

Es así como los chicos encuentran una especie de túnel por el que ingresan y pueden encontrar obras que han sido ‘colgadas’ de una forma especial para que exista la cercanía con los chicos.

Cada obra está marcada, pero cada una de las reseñas está a una altura que es fácil para que los niños puedan leer frente a qué obra se encuentra.

“Todo está dado para que los pequeños sientan el arte muy cerca de ellos, pero también con las normas claras para que ellos desde muy corta edad sepan cómo debe ser el comportamiento de una persona en el museo, qué sentidos usan y cómo pueden entender el arte” dice Álvarez.

Colonia infancia, más que una exposición

Todo está dispuesto en la sala para que los niños se acerquen al arte.

Mientras hacen el recorrido se encuentran con esculturas, pinturas y obras que son cercanas a la realidad de los pequeños. “También con tres dispositivos o juegos que han sido creados por tres artistas caleños que los invitan a jugar” agrega la directora.

La propuesta de la artista Ivon Lloreda deja sin aliento a grandes y chicos, porque una serie de sábanas guardadas en un cajón se convierten en esa forma de invitar a la creatividad.

Algunos las usan para construir ‘carpas’, otros para que sean ingredientes de su manera de hablar o con su forma de comunicar, es así como dos sillas, un perchero y una habitación de una casa, con sus puertas y ventanas, se convierte en la invitación a construir espacios muy infantiles.

No sólo arman carpas, sino que se visten con las sábanas o las convierten en enormes turbantes.

A pocos pasos los chicos encuentran la propuesta de Nicolás González desde donde unas figuras que semejan las piedras de un río hacen parte de los ingredientes para que los niños y niñas dejen volar la imaginación y la inspiración.

Las ‘piedras’, que son elaboradas en un material liviano, ofrecen seguridad y comodidad para los pequeños que pueden darse la oportunidad de escribir algo y mostrárselo a sus padres. Con las piedras los chicos realizan fortalezas o fogatas.

Recorrer este espacio pude durar una hora o cuatro, todo depende de tu capacidad de entendimiento; en el museo La Tertulia se anotan un punto alto con la exposición Colonia infancia,

Los esquemas de un museo, en él se encuentran niños que ríen, que juegan, que respetan el arte.

Que construyen y destruyen  en el tangram, donde dejan volar una y otra vez su ingenio y creatividad. 

About the Author

Bethsabe Castro
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional

Be the first to comment on "Colonia infancia, más que una exposición"

Leave a comment

Your email address will not be published.