Florencia tiene sed, de agua y paz

Florencia municipio caucano pide atención

Florencia, Cauca, está ubicada a ocho horas de Cali, ofrece uno de los paisajes más bellos del país, está en el macizo colombiano y para llegar hasta este municipio hay que pasar Popayán, Rosas, El Bordo, el Patía y Mercaderes.

Está en el mapa de Colombia y aunque muchos al oír hablar de Florencia, sacan a relucir clases de geografía que apuntan hacia Caquetá; este municipio hace parte de la región geográfica del departamento del Cauca.

Florencia tiene sed, de agua y pazaz

Paisajes imponentes que dejan ver la huella de más de nueve meses sin lluvias.

Cuenta con carreteras en buenas condiciones; su  paisaje es impactante, tiene el contraste de la grandeza de este territorio y también de los estragos causados por el clima.

En sus montañas está la evidencia de la falta de lluvia; el ganado está flaco y la producción de leche se ha reducido. Aun así, en Florencia sus habitantes tienen la esperanza del cambio.

Edwin Urbano, es su alcalde,  camina por la cabecera municipal y saluda con la misma amabilidad a grandes y chicos, como si estuviera en campaña. 

Tiene 28 años, es administrador de empresas. En su despacho reposan varios trofeos que cuentan su gusto por el fútbol. El alcalde está convencido que a su municipio le llegó la hora del cambio.

Reparte las horas del día entre lo que es prioritario en su municipio; en la visita a 19 veredas que lo conforman. Por estos días en Florencia se da pedagogía de paz.

Tiempos  esperanzadores

Tiene dos retos gigantes, uno tiene que ver con el tema del agua y otro con la pedagogía de paz. Para que los habitantes conozcan los beneficios que llegarán con la firma de los acuerdos sale a multiplicar qué cambios se podrán percibir después del plebiscito, aun cuando su territorio está influenciado por el ELN.

Florencia tiene sed, de agua y paz

Edwin Urbano, alcalde de Florencia – Cauca, le apuesta a la paz

Edwin Urbano dice que es un campesino que no había hecho nunca política; su nombre comenzó a sonar desde la época del colegio y la universidad, cuando participaba de diferentes procesos e iniciativas sociales.

En su mirada está marcada la nostalgia por la partida reciente de su padre, consejero y amigo.  “Nací con ganas de trabajar por mi pueblo, algo que aprendí de mi padre quien nunca ocupó cargo política alguno pero llevaba ese liderazgo innato. Él le colaboraba a todo el mundo. Como dice el refrán “dejaba de comer para darle al que lo necesitaba”.

Liderazgo y arrojo son dos de las enseñanzas que aplica para encontrar una oportunidad y darle cambio a su municipio.

“En Florencia queríamos un cambio, dejar de ser manejados por políticos que no conocían la problemática real del municipio. Soy campesino, nativo de la vereda Cerro Blanco, por parte de mi papá,  y de la vereda  Cuchilla del hato, por parte de mi mamá, que es donde aun vivimos. Le propuse al pueblo darles unos cambios y a que la inversión realmente llegue al sector rural, que anteriormente no se le miraba”, dice el alcalde

Retos de paz

Lleva nueve meses frente a la alcaldía. La percepción a cerca de la gestión tiene amigos y detractores.

El alcalde dice que la gente está muy contento porque  desde el principio de año han trabajado  ofreciendo condiciones optimas para el transporte; así mismo iniciaron la construcción de un centro de integración en la vereda Bellavista.

Recuperó las dos volquetas que estaban inservibles; una motoniveladora, un cargador, y la retro excavadora, que es nueva. Que son usadas para que las vías terciarias y la departamental del Rosario a Las Palmas, estén transitables.

En este municipio se aguarda con esperanza que lleguen los días de paz.

Los habitantes reconocen que hay cambio pero también manifiestan inconformidad porque no cuentan con servicio de agua, esta llega una hora al día.

El alcalde Urbano dice que hay la necesidad urgente de que las veredas tengan una planta, un pozo profundo para solucionar esta problemática. La quebrada que lo nutre está casi seca, hace más de nueve meses no llueve en la región.

A esto se suma que los días de cosecha de café también han afectado el servicio porque en el proceso de lavado dejan caer aguas amielezadas que contaminan. “La tala indiscriminada y la falta de conciencia en el uso del consumo responsable también afectan la prestación del servicio”.

Qué llegue la paz

El alcalde tiene fe en que lleguen los días de paz, en que el Gobierno departamental y nacional mire a su municipio y empiecen las inversiones.

Su gestión continua, la expectativa del cambio es una constante. En su estos meses de gestión ha recibido dos  atentados uno en enero y otro  a inicios de septiembre cuando salía de Mercaderes, municipio vecino.  

“No sé de donde provienen los atentados, podría ser de la guerrilla porque en la región opera el grupo Camilo Cienfuegos del ELN que está por fuera del proceso, pero desde la Unidad de Protección me dice que las investigaciones no arrojan eso y que no necesito vehículo blindado porque ya viene la paz para la región”.

El alcalde no aplaza la visita a sus veredas, se desplaza en carro, otras veces en moto. La pedagogía de paz es una tarea inmediata.

“Es un proceso muy importante, hay necesidad que el pueblo sea consciente de que necesitamos  cambio;  debemos ponernos en los zapatos de los que han vivido esta guerra, han visto morir hijos, hermanos, esposos.  Decir estamos de acuerdo con la paz, deberá traernos el cambio”, advierte Urbano

El alcalde de Florencia, Cauca,  espera que llegue el cambio y que si se deja de invertir en la guerra lleguen los recursos para la paz.

No tiene miedo,  a pesar de sus dos atentados. “Cuando una persona quiere su trabajo y ama lo que hace, no debe de temer. Soy consciente que me puede pasar algo en un municipio que tiene un alto porcentaje de influencia del ELN, pero creo en el cambio”.

La pedagogía de paz busca el perdón y la reconciliación. También el cambio y las oportunidades para un municipio como Florencia, que está en la cartografía nacional y pertenece al departamento del Cauca.

About the Author

Bethsabe Castro
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional

Be the first to comment on "Florencia tiene sed, de agua y paz"

Leave a comment

Your email address will not be published.