Juan Forn confiesa: “Creo que estoy hecho de papel”

Juan Forn confiesa: “Creo que estoy hecho de papel”

Llegó a su cita como si estuviera en Villa Gessell, frente al mar. Vestía shorts verdes y camisa blanca; su cabello platinado y despeinado apropiado para la brisa de las 5:00 de la tarde en Cali. 

Su ‘pinta’ estaba perfecta para los más de 30 grados centígrados, lo que muchos desconocían es que compartiría escenario con  Mauricio Guerrero, el conductor de la charla ‘El arte de contar historias y que todos quieran leerlas’, en el marco del Festival Internacional de Literatura Oiga Mire Lea. 

Él mismo confiesa que desde que encontró Villa Gessell, donde está su hogar, pocas veces se le ve en escenarios públicos. Gessell como se conoce a esta ciudad costera en Argentina  lo nutre con la diversidad de personas y con el mar, que pareciera fuera parte de sus vitaminas. 

Tener al escritor, periodista y editor argentino Juan Forn en  Cali es todo un privilegio que otorga el Oiga Mire Lea.


Un hombre más allá de  los viernes

Si la ciudad de Gessell fue el refugio para mejorar su estado de salud, también se convirtió en el espacio que le inspiró una innovación.

Forn conectó con un universo diverso que esperaba ansioso el formato de las contratapas publicadas en el diario Página 12, que luego se convertiría en un libro de cuatro tomos.

Juan Forn autor de novelas, cuentos, crónicas compartió con más de 300 asistentes esa personalidad sagaz y mordaz, dejando a los espectadores con ganas de conocer mucho más. 

Juan Forn el periodista, traductor, editor y escritor de novelas, cuentos y crónicas  habló con cbonlinecali.com sobre su visita a Cali, en el marco del Festival Internacional de Literatura Oiga Mire Lea. 

¿Cómo lo convencieron para que viniera a Cali, si poco sale de su pueblo Gessell?

Tengo dos amigos que me venían  taladrando la cabeza diciendo “tenés que conocer Cali, tenés que conocer Cali”,  y cuando vino esta invitación dije al instante sí (afirma con su particular acento)

La experiencia de estar en el festival? 

Muy lindo, Cali es una ciudad que me gusta mucho, espero volver y estar más tiempo. Fue un público atento, altivo, participativo. Uno desde el escenario siente si hay evolución o no, en este caso había.

4a Bienal Internacional de danza (Programación)

Al ver un recinto con más de 300 personas, esperando por usted, un lunes a las 5:00 de la tarde exclama ¿Y es que en Cali no trabajan?

Me sorprendió ver tanta gente, de hecho me habían dicho que iba a estar en cuartito muy pequeño y se vé que rebasamos el lugar y vinimos para acá

Estar en Cali, con gente tan diversa, lo hizo recordar sus charlas en La Popular (biblioteca de Gessell, Argentina) 

Yo vivo en un pequeño pueblo de playa en donde no hay cine en invierno, entonces mis amigos me decían “contános las historias que nos contas pero en la biblioteca”. Me dieron las llaves de la biblioteca Popular y yo abría y venían de noche las personas y escuchaban y dejaban plata para una escuelita que habíamos fundado. 


¿Sucedió esa conexión especial en Cali? 

Si, yo creo que sí. Estoy muy agradecido. 

Es editor, ha leído infinidad de libros y autores, entre ellos al nobel Gabriel García Márquez, pero también al caleño Andrés Caicedo, a quién le ha dedicado un espacio interesante en su conversatorio. ¿Le hubiera gustado ser el editor de Caicedo, por ejemplo?

Si lo hubiera conocido a los 20 años hubiera tratado de ser amigo de él y sí, lo hubiera  editado y publicado. 

¿Qué está pasando con la literatura, con los nuevos escritores? 

Yo creo que los jóvenes tienen desparpajo para escribir y usan las redes de una manera tan creativa que es probable que asistamos en breve a una explosión de creatividad que ni nos imaginamos. 

Juan hablamos de redes, de digitalización.  Pero, ¿qué siente cuando la gente se acerca y pide el autógrafo en libros donde las páginas y el papel tienen su encanto? 

Yo creo que estoy hecho de papel en el fondo, y la verdad es que a mí la lectura me ha dado tanto, que una de las cosas principales cuando escribo es devolver. De manera que cuando tengo estas poco habituales presentaciones en público, porque no salgo mucho de mi pueblo, me emociona mucho cuando se produce comunión con el público. 

¿Y qué le recomienda a las nuevas generaciones de escritores? 

Primero que lean a la premio nobel bielorrusa Svetlana Alexievich, yo les sugiero en particular el libro  ‘El fin del homo sovieticus’ pero ‘Las voces de Chernóbil’ es igual de bueno y tiene varios libros más.

Después a  la italiana Natalia Ginzburg, que es una magia, ella dice que era la tonta de la familia y no hay nada mejor que escuchar la voz del tonto de la familia cuando dice las verdades que nadie deja decir. 

Juan Forn vestido de shorts verdes, camisa blanca, cabello platinado y despeinado, conquistó a un público con el arte de contar historias y confesó que una forma como recomendará el Festival Internacional Oiga Mire Lea será exclamando que “los lunes a las 5:00 de la tarde trabaja a sala llena”.

Be the first to comment on "Juan Forn confiesa: “Creo que estoy hecho de papel”"

Leave a comment

Your email address will not be published.