Periodistas: a curar heridas

Periodistas: a curar heridasJavier Darío Restrepo habla del rol de los periodistas en tiempos de posconflicto.

Periodistas y su responsabilidad en el postconflicto

Javier Darío Restrepo, experto en ética periodística, columnista de El Tiempo, El Espectador, El Colombiano y El Heraldo,

Escritor de 22 libros y una de las voces más serias del periodismo, invita a periodistas del Valle del Cauca y Colombia a revisar su aporte en la construcción de la paz y el país.

Mientras en Colombia se está hablando de posconflicto, del último día de la guerra, de paz.

Del cese bilateral entre el Estado y las Farc -que dicen nunca más van a usar las armas- Javier Darío Restrepo hace un llamado responsable y sensato a los periodistas nacionales.

Reflexionar a cerca del rol que están desempeñando, haca parte de la ponencia en el Foro de Comunicación, Cultura e Innovación en el Posconflicto.

Javier Darío Restrepo cree que los periodistas pueden estar preparados o haber percibido la necesidad de preparación “porque en este último envite llevamos más de tres años, tiempo suficiente para que se haya pensado cuál es el papel que jugamos nosotros aquí. Y si no lo han pensado, están muy ausentes de la realidad”.

Por eso llama a cada cosa por su nombre, habla de paz, de guerra, de posconflicto, reconstrucción y perdón.

Tiempo de curar heridas

Restrepo manifiesta que la terea principal de los periodistas en el país debe ser la de curar heridas y revisar cómo desde los medios se está informando y cuál debe ser el papel que desempeñen los periodistas en tiempo de posconflicto.

“Este es un país destrozado, herido por todos lados. Y lo que si resultaría insoportable sería una prensa dedicada a abrir heridas, o a echar sal sobre las mismas”

Dice el experto que no importa cuáles sean las convicciones políticas que tenga cada uno, que ha llegado el momento de buscar cuál es el bien común y a él se tiene que servir.

Periodistas: a curar heridas

La invitación a “curar heridas” y “reconstruir el alma de Colombia” quedó latente en el Foro de Comunicación Cultura e Innovación en el Posconflicto

Compara a Colombia con un hospital de campaña “en el que se atiende fundamentalmente a los heridos” y agrega que se hace necesario buscar un equilibrio parecido sobre las victimas para evitar los extremos de la indiferencia y de la manipulación”.

Para Javier Darío Restrepo en este momento los colombianos están divididos entre los que son victimas y padecieron algo de la violencia y los que no padecieron nada.

Dice el periodista que habitualmente los habitantes de las ciudades grandes son los que menos han padecido la violencia y tienen un elemento en común, “son los que tienen la lengua más floja para criticar lo que se vaya a hacer”.

Cultura de paz

La tarea como periodistas será entonces mostrar cuál ha sido el sufrimiento que ha tenido este país y despertar en todos los colombianos una actitud de compasión que permita acercarse y entender a las víctimas.

Restrepo afirma que esto sería una contribución muy grande en la construcción de una cultura de paz.

La tarea previa a la reconciliación, será “crear las condiciones mentales propicias para el perdón. En esto hay algo maravilloso que se está haciendo en nuestros medios y son las publicaciones sobre gente que dice ¡yo perdoné, y esto ha influido en mi vida así! Porque el perdón nacional se hará con la suma de todos los perdones individuales”.

Reconstrucción del alma nacional

Para el periodista, escritor y conferencista, “el perdón es una tarea ambiciosa pero indispensable, porque sin perdón, la paz solo será una palabra escrita en el papel de los recuerdos”.

Periodistas: a curar heridas

Restrepo escuchó atento las propuestas que están haciendo diferentes colectivos. Fotos: Aymer Álvarez.

La invitación a reconstruir el alma nacional es uno de los puntos de partida que Javier Darío Restrepo cree necesita el país. Es el momento para que “Colombia estrene alma, porque el alma que se le había forjado durante todos estos años de violencia es un alma que discrimina, odia, busca venganza, tiene desconfianza de los demás y esa alma no nos sirve”.

El experto en ética también afirma que los periodistas tienen una función importantísima “porque todos los días llegamos a la conciencia de la gente y llegamos no sólo una vez, sino varias veces al día a través de las informaciones”.

Restrepo se muestra entusiasta al encontrar experiencias como la del Colectivo Línea 21 en Montes de María o las experiencias del colectivo Mejoda del Distrito de Aguablanca, Emisora Oriente Estéreo y Radios comunitarias para la paz y la convivencia, proyectos desde los que se busca contribuir en la construcción de una cultura de paz.

“Todos esos actos crean cultura, acciones pequeñas como aprender a encontrarse, a conversar a dialogar, es lo que tenemos que construir. Venimos de la cultura de la desconfianza, de clasificar a los amigos porque piensan como uno y a los que no, se les ve como enemigos. Llegó la hora de cambiar”.

La opinión de este experto no sólo se queda en la labor de los periodistas en el posconflicto, también en el boom de las noticias ligeras que por estos días se llevan primeras planas de periódicos tan serios como La República, o de minutos al aire, destinados a los youtubers.

“Hay una preocupación muy seria en varios sentidos.

Primero: Que los contenidos que tienen estos son completamente triviales; grandes masas de muchachos están pensando trivialidades a la hora que deberían estar planteando problemas e ideas profundas.

Segundo, hay que pensar qué estamos haciendo con la tecnología, si ellos la utilizan con tanta eficacia por qué no todos los periodistas y los medios de comunicación podemos lograrla”.

Y concluye que “las noticias no son las malas, lo dudoso es el enfoque que se les dé y la forma en la que se les presente”

About the Author

Bethsabe Castro
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional

Be the first to comment on "Periodistas: a curar heridas"

Leave a comment

Your email address will not be published.