Morena Son abriendo camino desde Cuba

Son, boleros y guarachas

Siete, no es un número de la suerte, es el número de integrantes de Morena Son, agrupación cubana que deleitó en el Encuentro de Melómanos y Coleccionistas a uno de los públicos más exigentes que tiene Cali y el país.

Este septeto está conformado por un grupo de mujeres talentosas, graduadas como músicas profesionales.

Asumieron el reto de pasar de la música clásica a la tradicional; sonidos que estaban “diseñados para los hombres”.

Salieron de sus provincias para unirse y llevar en alto los sonidos de su natal Cuba.

Tienen 16 años como Morena Son y en este lapso han abierto el camino para que otras mujeres hagan lo mismo.  

Narran su historia a través de sones, boleros y guarachas, entre otros ritmos, en cada nota sonora envían un mensaje de igualdad, equidad, conocimiento.  

Su estilo, energía y talento genera una buena conexión con el público.

La reina del tres

Aimee Campos, la directora musical, tiene magia en sus dedos -ella interpreta el tres, instrumento musical que está ligado a los sonidos de identidad y tradición cubana-.

Morena Son abriendo camino desde Cuba

Mientras Aimee está concentrada y atenta a cada interpretación, sus contrapuntos maravillosos llaman la atención de espectadores, melómanos y  músicos que están en la presentación.

Jerry Rivas, vocalista del Gran Combo de Puerto Rico, está en el público, observa, graba, aplaude y no pierde movimiento, él está aprendiendo a tocar este instrumento y deja escapar que esta es “una de las mejores interpretaciones que ha visto del tres”.

En escena también está la directora Francia Elena, directora de D´Cache, quien está maravillada por la fuerza de cada una de las integrantes y por la buena interpretación que están haciendo de canciones que ya son conocidas, pero con Morena Son tienen una nueva interpretación.

Su historia musical

El Septeto Morena Son ha querido preservar los sonidos tradicionales cubanos, cada interpretación se convierte en una invitación a conocer la isla y a disfrutar del talento musical que se vive en todas las provincias de Cuba.

El concierto, que duró más de una hora estuvo matizado por el compendio de boleros, guarachas, bachatas y hasta de la salsa caleña, “por sugerencia de Gary Domínguez incluimos el  tema ‘Mi Valle del Cauca’ como homenaje a una región que por primera vez visitamos”, anotó la directora musical.

Los asistentes al encuentro de melómanos bailaron y aplaudieron la interpretación de temas como Chancha o ‘el paralítico’ de Miguel Matamoros, canciones que aunque son conocidas y han tendido diferentes interpretaciones, con el Septeto Morena Son tomaron otro color.

“Para nosotras es un gusto estar aquí, un privilegio que nos hayan invitado y haber participado de este encuentro”, dice María Mercedes directora de la agrupación.

Integrantes santiagueñas

En escena Niurka, Orialis, María, Aylen, Aimée, Deisy y Elizabeth, integrantes de este septeto, la mayoría de ellas de Santiago de Cuba cuentan que no fue fácil abrir camino en una cultura que desde los años 20 hablaban de sextetos y septetos.

Conformados por hombres y donde el grupo de instrumentos incluía la trompeta, en el caso de Morena Son, ellas la cambiaron por la tumbadora innovando en el formato.

“Asumimos el reto, hemos tenido que aprender esta música, investigar, ir a la casa de la trova para aprender sobre el tres, un instrumento que no estudié en la escuela.

Ha sido un sacrificio lindo de aprendizaje, entrega y de asumir esto de hacer la música tradicional en un mundo machista, hemos puesto nuestro granito de arena y nos hemos hecho sentir, nos hemos ganado un lugar”, anota Aimee Campos.

Las artistas coinciden en que la presentación en Feria de Cali ha sido un “privilegio, sabemos que Cali tiene una Feria bien grande, donde la afluencia de público es enorme; habernos presentado en un escenario como en Encuentro de Melómanos y Coleccionistas, donde la gente tiene tanto conocimiento nos hizo venir mejor preparadas que siempre».