‘Circe’ un restaurante que se fusiona con el arte

'Circe' un restaurante que se fusiona con el arte

Circe es un lugar que acapara las miradas de los transeúntes del tradicional barrio San Antonio, Cali,  es uno de los restaurantes que fusiona cocina con arte.

Brinda un concepto interesante y aún en tiempo de pandemia no perdieron su colorido y magia. Aquí los comensales encuentran un lugar original, diferente para cenar de jueves a sábado. Hacen un esfuerzo por seguir ofreciendo espectáculos y gastronomía de primer nivel a precios justos.

Circe además tiene la historia de tres soñadores, dos vallecaucanos y una argentina, que le dieron piso a una idea y alas a sus profesiones. Aterrizaron primero en Tuluá, Gustavo y Luciana, llevaban año y medio como mochileros pero su historia había empezado 12 años atrás.

'Circe' un restaurante que se fusiona con el arte

En sus casi dos años de viaje mochilero conocieron diferentes países, trabajaron en hostales y restaurantes. En Brasil Gustavo estuvo en la cocina y Luciana en mesas, hacían buen equipo y recibían elogios. Terminando su viaje se dieron cuenta que iban a ser padres y decidieron regresar a Colombia.

“Queríamos montar un hostal,  nos encontramos con Eduardo que es un amigo de siempre y él tenía planeado un restaurante. Nos asociamos y así nació Circe, primero en Tuluá, con el mismo concepto que hoy tenemos en Cali, un restaurante que se fusiona con el arte”, dice Gustavo.

Arte y gastronomía

Luciana y Gustavo se conocieron en la universidad hace más de 12 años. Son directores de arte escénica y están convencidos que a través de la comida y el arte pueden generar diferentes vivencias a sus visitantes.

Abrieron Circe en Tuluá, durante más de dos años recibieron los mejores comentarios. Vinieron a Cali donde completan dos años, el 2020 prácticamente cesantes por la pandemia.  Tiempo en el que aprendieron la mejor receta: una que tiene alta dosis de adaptación.

“Nacimos como una alternativa en donde hay mezcla de comida con música en vivo, circo, magia,  y en tiempo de pandemia nos tocó parar. Aprender, implementar  los domicilios que fue una acción que nos permitió sobrevivir, pagar lo necesario”, dice Gustavo.

Con su acento argentino Luciana dice que en medio de la crisis generada por la pandemia corrieron con buena estrella; “como muchos otros  nos vimos lastimados, estábamos enfocados en lo  presencial porque en Circe brindamos experiencia… nos tocó aprender, prepararnos para hacer domicilios, eso nos ayudó a subsistir, a pagar gastos básicos; pensamos una y mil veces en cerrar porque era imposible sostenernos y vimos cómo tanto esfuerzo, los murales hechos por artistas del sector, las paredes, objetos, sillas que hicimos a  mano… era nuestro proyecto de cuatro años… cuando abrieron en la nueva normalidad, pudimos retomar la presencialidad con todas las recomendaciones y protocolos de bioseguridad. Tenemos que decir que la dueña nos ayudó mucho, nos tuvo paciencia con los pagos, fue un amor y por eso pudimos sostenernos”.

Como emprendedores se adaptaron y hoy están enfocados solo a la comida, “necesitamos volver a coger músculo, arrancar para volver a tener la oferta artística que ofrecíamos. Hemos conservado los jueves de magia”, agrega Gustavo.

Recomendados del menú

Antes de empezar a revisar el menú, pide unas papas guitarristas con cheddar y tocineta. Su carta tiene como plato estrella la milanesa, uno de los clásicos de la cocina argentina, en Circe  es hecha al horno, su sabor  reconforta y conquista paladares exigentes con la textura y el sabor único que logran con la  combinación de ingredientes que permite ocho alternativas diferentes, entre ellas la de La Casa, vestida con un dip de queso crema y champiñones acompañada de papas a la  francesa o la Milanesa Serrana (se puede pedir con carne de cerdo, res o pollo)  gratinada con queso, champiñones, rúgula y jamón serrano

'Circe' un restaurante que se fusiona con el arte

También ofrecen pizzas personales, tienen seis opciones, a nosotros nos llama la atención la Abracadabra tiene como base salsa napolitana, queso mozzarella, tocineta, cebolla caramelizada, rúgula y un chorrito de balsámico, que marca la diferencia.  Y si se trata de las hamburguesas,  otro de los fuertes de la casa, tienen  ocho opciones diferentes y todas igual de deliciosas. Nos gusta La Circe y La Ilusionista, que tiene un toque dulce que la hace fantástica.

Y para acompañar, nada más loco que una cerveza Circe con frutos rojos.  

Con la nueva normalidad, tienen  menos mesas dispuestas así que recomendamos hacer reserva. Abren de  jueves a sábado y sus precios oscilan entre los 12  y 25 mil pesos.  

>>> Lea Cinco lugares para tomarse un buen Café en Cali

No cuentan con parqueo, nosotros encontramos un parqueadero privado, amplio y seguro a una cuadra de este restaurante, la mejor idea para contribuir con el espacio público y cenar tranquilos.

Estamos ubicados en: Cl. 4 #6-10, Cali, Valle del Cauca

Acerca de Bethsabe Castro 227 Articles
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional