Cocteleritos del Valle – pasabocas por una causa

Cocteleritos del Valle - pasabocas por una causa

Cocteleritos del Valle, ¡miniaturas hecha sabor!

Son comunicadores sociales, padres de la pequeña Samantha, su inspiración y motor para hacer de Cocteleritos del Valle una empresa que les permite generar ingresos, brindarle tiempo y atención a la salud de su pequeña hija.


Dejaron sus empleos para entregarle calidad de tiempo a Samantha y acompañarla en un proceso de quimioterapia que lleva varios meses y al que aún le hacen falta otro tanto para que sea considerada una sobreviviente de esta enfermedad.


Encontraron en un food truck la posibilidad de emprender, soñar y trabajar. Se turnan en el proceso de atención tanto del carro de comidas como en la demanda de la pequeña Samantha.

Proyecto piloto

Cocteleritos del Valle hoy hace parte de un proyecto piloto que se vive en el parque del barrio Capri, en donde la Junta de Acción Comunal y los emprendedores gastronómicos se han organizado para ofrecer un espacio que no genere impactos negativos en el sector.

“Estamos organizados, cumplimos con unas normas. Por ejemplo, nuestra ubicación está hacia el lado del parque donde no generamos incomodidad para las casas vecinas, nuestros carritos están ubicados hacia una zona donde enfrente no tenemos casas”, cuenta Bernardo Ospina propietario de Cocteleritos del Valle y padre de Samantha.

Cada uno de los emprendimientos es diferente al otro, hay venta de arepas de choclo, de hamburguesas y en el caso de Cocteleritos del Valle de fritanga, aunque ellos no se catalogan así.

Venden empanadas, aborrajados, papas rellenas y marranitas de tamaño tipo coctel, aproximadamente del tamaño del dedo índice.

Calidad en bocados

“Nos caracterizamos por el sabor. Cali es una ciudad empanadera; es verdad que hay muchos sitios en donde el éxito está en la propuesta de ajíes que ofrecen, en el caso nuestro invitamos a los comensales prueben la empanada sin ají para que reconozcan su sabor, la buena calidad de los ingredientes, lo crujiente de la masa, ese es nuestro plus”, explicó

Para los amantes de los aborrajados, estos son elaborados con “plátano guayabo que le da el toque dulce y el contraste con lo saladito del queso”. Y las marranitas las encontrará siempre hechas con plátano pintón, rellenas de chicharrón crocante.

Dice Bernardo que el otro plus es para quienes buscan papas rellenas de un tamaña adecuado. “Son papitas rellenas, su tamaño es pequeño lo que permite que en dos mordiscos la hayas terminado. Tienen una capa hecha con macita de papa y el relleno es con un arroz de calidad, bien sabroso”.

En Cocteleritos Valle se puede empezar o terminar una caminata por el parque de Capri.

Nos fuimos de #fiesta con @cocteleritos_valle. El Valle tiene el mejor pasabocas #empanaditas

Publiée par Cocteleritos VALLE sur Dimanche 16 septembre 2018

Un buen plan

Al estar ubicados muy cerca de los juegos infantiles se convierte prácticamente en un plan familiar, con porciones justas, tamaños adecuados y buenos precios.

Ellos venden combos, el de cinco empanaditas tiene un costo de dos mil pesos o los combos variados en donde hay marranita, aborrajado, papita rellena por seis mil pesos.

Además de comer sabroso, cada compra tiene una misión especial. Ayudar a que Samantha termine su proceso de recuperación y sus padres puedan compartir el mayor de los tiempos posibles con la pequeña.



Además de vender los productos listos para el consumo, también ofrecen la posibilidad de llevarlas a domicilio o de comprarlos congelados para prepararlos en casa.


PORTADA


Be the first to comment on "Cocteleritos del Valle – pasabocas por una causa"

Leave a comment

Your email address will not be published.