Pipilongo de condimento a bebida ancestral

Pipilongo de condimento a bebida ancestral

La primera vez que probamos el pipilongo fue en Jamundí,  le otorgaba aroma y sabor a un sancocho de gallina.

Luego volvimos a escuchar del este  complemento perfecto para la preparación de diversos platos pero visto como una pócima mágica para quienes buscan un afrodisiaco  o con poderes curativos. “Una copita diaria sirve para sacar el frío, para limpiar la matriz”, dice con seguridad Xista Palacios, quien agrega que los poderes curativos que tiene esta vaina los aprendió de su madre y abuela.  

En el marco de la vigésima quinta versión del Festival de Música del Pacífico ‘Petronio Álvarez’ volvimos a escuchar de este fruto que se da de manera silvestre en diferentes lugares del Pacífico y que en territorio colombiano es base de cremas, condimentos y bebidas como las ofrecidas  en  algunos de los stand del festival con el apelativo de: Pipilongazo.

Efectos mágicos

El pipilongo, que se da de manera rústica en arbustos de comunidades como Robles en Jamundí, o Timbiquí en el Cauca, causa sorpresa  a quienes les ofrecen un “pipilongazo” y les cuentan las historias que han pasado de boca en boca por las generaciones del pacífico.

En DeriViche, emprendimiento dedicado a la elaboración de bebidas autóctonas, las filas no se hicieron esperar. Los visitantes querían conocer las bebidas ancestrales que tienen como base el destilado artesanal de la caña de azúcar que se conoce con el nombre de viche y los  derivados como el tumbacatre, la tomaseca, el curao, la crema de viche, el arrechón, y una nueva oferta: ¡Un pipilongazo!

Una botellita con viche y varias vainas de pipilongo causan curiosidad y también la picardía. “Esto no se puede tomar solito, hay que mezclarlo”, dice el vendedor.

En otro punto está Licha Pacífico, de quien aseguran tiene uno de los mejores destilados, sus bebidas son apetecidas y con una gigante sonrisa no duda de ofrecer también una probadita del  ‘pipilongazo’.

En el recorrido se escuchan frases  como: “Es  fuego, saca el frío, si se toma con aguadepanela limpia la matriz”; “Produce algo especial…  para de todo”;   “da potencia”.  Y en lo que todos coinciden en que “la gente mayor ha compartido sus saberes y es importante conservar no solo el arbusto, los beneficios de este arbusto y los usos del pipilongo”.

Su picante y mentolado sabor están a la orden del día. No solo abren las papilas degustativas, también los caminos de emprendimientos para agricultores que empiezan a cultivar el pipilongo para brindar una alternativa al sector gastronómico y de bebidas.

PUBLICIDAD

Acerca de Bethsabe Castro 164 Articles
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional