Liga de la justicia y la ciencia detrás del antifaz

Liga de la Justicia tienen poderes que van más allá de la ciencia

Por: Ximena Serrano Gil  

En la película La Liga de la Justicia los iconicos superhéroes de DC Comics reaparecen y se enfrentarán, con sus poderes, a las fuerzas del mal de Darkseid

 Pero ¿es posible que haya una explicación científica a sus superpoderes?

Un murciélago, una amazona, un extraterrestre, un cyborg, el rey de Atlántida y un joven que rompe las leyes de la velocidad, son algunos de los superhéroes que por siete décadas han entretenido a muchas generaciones que soñaban con tener sus habilidades y ser uno de ellos.

Liga de la justicia y la ciencia detrás del antifaz

Foto Archivo Part. Descubre científicamente que hay detrás de cada antifaz

¿Ciencia ficción, biomecatrónica, física de partículas, mecánica cuántica, mundos paralelos, nanotecnología o simplemente superpoderes?

En el mundo del cómic Batman, la Mujer Maravilla, Superman, Cyborg, Aquaman y Flash son las figuras icónicas más representativas de la cultura pop. En el mundo de la ciencia actual representan el desafío a las leyes de la naturaleza.

Este reportaje presenta un análisis sobre la viabilidad o no de los poderes de cada uno de estos superhéroes, desde el punto de vista científico y sus avances.

Asumiremos, por tanto, las probabilidades de viajar en el tiempo a través de universos paralelos, usar telas inteligentes en capas que permiten planear y proteger de las temperaturas, diseñar artilugios que permiten develar la verdad, respirar y hablar bajo el agua, comunicarse por ecolocación con los animales, tener cuerpo cibernético o desarrollar superfuerza, entre otros.

Flash: más veloz que la luz

Flash puede ser capaz de correr a través de la superficie del océano y de capturar balas en el aire. Surgen algunas preguntas en relación con la ciencia: ¿Qué es la energía?, ¿De dónde saca Flash la energía para moverse a altas velocidades? ¿por qué necesita comer? ¿Qué es exactamente lo que contiene el alimento que lo hace esencial para cualquier actividad, ya sea correr, caminar o incluso permanecer sentado? ¿Y por qué obtenemos solamente esas cualidades de la materia orgánica y no de las rocas o del metal o del plástico?

Flash come por la misma razón que lo hacemos todos: para abastecerse de materia prima que le proporciona el crecimiento y regeneración de las células y para obtener la energía necesaria para el funcionamiento metabólico.

Calcular cuánto debe comer Flash para poder correr a supervelocidad, necesitamos medir su energía cinética. Para alcanzar su ‘supersprint’ de 30.000 kilómetros al segundo, Flash habría necesitado la energía equivalente a la que aportarían 50 millones de hamburguesas XXL suponiendo que el 100 % de la energía del alimento se convierte en energía cinética.

En el cómic #88 de la Liga de la Justicia, Flash se enfrenta a una bomba atómica y rescata a 532 mil personas, esta bomba alcanzaría un diámetro de 70 millas y en algunas viñetas se ve como lleva una o incluso dos personas, y como lo dice en el cómic todo esto lo hace en 0.0001 microsegundos, por lo que, en los cálculos apropiados, la velocidad alcanzada fue 34 veces más rápido que la luz.

Lee: Carlos A Cifuentes y T-Flex en History channel

¿Cómo puede atravesar paredes? Nada en el universo está quieto, las moléculas que componen la materia están siempre en movimiento, es por esto que cuando flash alcanza la Speed Force vibra a una muy alta frecuencia, así puede separar las moléculas que la componen y cambiar la densidad.

A pesar del peso corporal, Flash puede correr sobre el agua, debido a que, al desplazarse a tan alta velocidad no se alcanza a romper la tensión superficial de las moléculas del agua.

 Superman, el hombre que rompe las leyes de la gravedad

El famoso arsenal de poderes de Superman ha incluido vuelo, fuerza sobrehumana, invulnerabilidad, supervelocidad, poderes de visión (rayos x, calorífica, telescópica, infrarroja, y microscópica), superoído y superaliento.

Liga de la justicia y la ciencia detrás del antifaz

Foto: Archivo Part.

La explicación original del poder de Superman y sus enormes saltos es la gravedad. Esto es debido a que en Krypton la gravedad era mucho más fuerte que en la Tierra. Dentro de esta teoría, Superman en nuestro planeta es como un astronauta saltando en la Luna, pero aún con más energía.

“Lo mismo se aplica para cualquier otra de sus hazañas de fuerza”, explica James Kakalio, profesor de Física de la Universidad de California.

El problema más grande con esta teoría, dice Michael Dennin, profesor de física de la Universidad de California, “es que también puede caminar de manera normal en vez de brincar de un lado al otro como un astronauta en la luna. Además, sin importar cuánto tiempo permanezca en la tierra, él conserva sus poderes, a diferencia de los astronautas que se debilitan con el tiempo porque la ingravidez hace que las personas utilicen sus músculos mucho menos”.

La habilidad de Superman para volar es aún más problemática. “Se necesita una fuente que impulse y hale, no hay otra forma”, explica Dennin.

Aun así, es difícil estudiar cómo Superman podría atraer suficiente fuerza del campo magnético de la tierra. En cuanto a los gravitones, Kakalios señala que “son partículas que aún no se observan, y que la repulsión seguramente requeriría de gravitones todavía más grandes”.

Estrictamente hablando de la visión de rayos X, este poder requeriría que los ojos de Superman de alguna forma emitieran rayos X, los cuales penetrarían aquello que mira y luego rebotara hacia él. Pero los rayos X no rebotan, comenta Dennin.

Por esta razón, Frank Frisch, profesor de biología de la Universidad Chapman, presentó una teoría alternativa en The Science of Superman (La ciencia de Superman): “quizá Superman no tiene en realidad una visión de rayos X; en lugar de eso, tal vez utiliza las ondas de sonido para elaborar un mapa, parecido al sonar, que no necesita de rayos X. Es así como los doctores usan el sonido para obtener las ecografías de los fetos”.

Aquaman y la ciencia submarina

El rey de los siete mares (con amplio dominio ya que el 75% del planeta es agua), es tal vez uno de los héroes más subestimado en la historia del cómic, pero la nueva versión de la liga de la justicia de América y la versión en solitario de Aquaman, le hacen precisamente ‘justicia’, además del nuevo look que le imprime Jason Momoa, quien lo encarna en estas dos nuevas entregas del universo cinematográfico de DC Comics.

Aquaman es hijo de Tom Curry un guardafaros y Atlanna la princesa heredera de la Atlántida, su poder más reconocido es la capacidad telepática para comunicarse con los peces.

A pesar de ser utilizado frecuentemente, este superhéroe ha demostrado la capacidad de afectar a cualquier ser que vive sobre el mar (por ejemplo, las águilas de mar) o incluso cualquier ser evolucionado a partir de la vida marina (los seres humanos).

Con base en los avances científicos que demuestran que se necesita de un cerebro con ciertas condiciones para responder a la telepatía de Aquaman, se reconoce que aunque la mayor parte de la vida marina no posee la inteligencia suficiente para llevar una comunicación telepática significativa, sí puede tenerla con mamíferos marinos como ballenas o delfines, y que con organismos como peces, medusas y otros representantes de la vida acuática, simplemente agrega compulsiones y necesidades en sus mentes, obligándolos a cumplir sus órdenes alterando su mesencéfalo o cerebro medio, encargado de registrar los estímulos auditivos.

La mejor manera para entender la comunicación de Aquaman es a través del sonido como lo hacen muchos peces y mamíferos marinos que tienen receptores especializados en la piel y que perciben las vibraciones en el agua.

Esto es lo que se conoce como ecolocación y a receptores de Lorenzini el agua marina es un gran conductor de ondas sonoras y electromagnéticas.

Según explica el biólogo Juan Luis Cifuentes, en el libro ‘El océano y sus recursos’, en el agua los sonidos se propagan con mayor rapidez y menor pérdida de energía que en el aire (las ondas sonoras y ultrasonoras se transmiten en el mar a una velocidad entre 1.400 y 1.600 metros por segundo, mientras que en la atmósfera la velocidad de propagación es de 340 metros por segundo) y de impulsos electromagnéticos como lo hacen los tiburones, las rayas y otras especies marinas.

Un ejemplo de su habilidad de “respirar bajo el agua”, es el diseño de una sustancia cristalina realizada por la Universidad del Sur de Dinamarca, apodada “el cristal de Aquaman”, por su capacidad para absorber y contener grandes cantidades de oxígeno.

Aunque los expertos dicen que aún no se puede bucear con ellas no es descabellado pensar en esa opción, por ahora están pensando en usos médicos para aquellos pacientes que tienen que utilizar y cargar los pesados tanques de oxígeno.

La Mujer Maravilla y el poder de la verdad

La Mujer Maravilla o Wonder Woman en inglés, es una princesa guerrera amazona. En su “tierra natal” es conocida como la princesa Diana de Themyscira. Su madre, la reina Hipólita, la esculpió en arcilla y los Dioses del Olimpo le dieron la vida.

De estos dioses le vienen sus superpoderes: vuelo, súper fuerza, inmortalidad, velocidad, brazaletes que repelen cualquier tipo de arma; posee un lazo mágico “de la verdad” en su arsenal.

Es precisamente este lazo el primero de los elementos plausible científicamente, pues en realidad, se trata de una especie de polígrafo.

Para entenderlo, tenemos que centrarnos en el creador de esta superheroína: William Moulton Martson, doctor en psicología por la Universidad de Harvard en 1921 quien, unos años antes, había inventado un detector de mentiras que mediante la medición de la presión sanguínea determinaba si alguien estaba mintiendo o no.

Como explica Juan Scaliter en el libro ‘La ciencia de los superhéroes’, Martson fue uno de los pioneros en el uso del polígrafo, invento que inspiró esta arma superpoderosa, símbolo de Wonder Woman.

Entre sus otras armas, destacan su tiara, cuyos bordes filosos pueden cortar prácticamente cualquier material un arma parecida a los discos ninja, que no tiene nada de inexplicable, y sus famosos brazaletes que repelen las balas podrían poseer algún tipo de blindaje.

Batman, el caballero de la noche

De Batman se puede decir que, de todos los superhéroes que aparecen en este reportaje, es el más humano ya que no tiene superpoderes más allá de lo normal y desde el punto de vista científico no tiene facultades inexplicables, sin embargo, la tecnología es su aliada.

Su poder consiste en las armas y objetos creados con ciencia y tecnología.

Wayne diseña y construye todos sus uniformes, vehículos y equipos que a lo largo de los años ha acumulado gran cantidad de artilugios en su lucha contra el crimen.

Aunque los desarrollos tecnológicos de permiten ciertas habilidades, hay situaciones que científicamente no serían posible realizar, por ejemplo, planear por el aire con su capa a altas velocidades y luego aterriza en el suelo sin problemas, esto científicamente no es posible, a esas velocidades el aterrizaje sería mortal, tal y como se expone en un estudio realizado por la Universidad de Leicester.

Cyborg ¿Ciencia ficción o realidad?

Este joven titán que da un enorme salto a la pantalla gigante, es tal vez un personaje icónico de la ciencia ficción de los 80. Víctor Stone, pasa a visitar a sus padres, un par de científicos que trabajan en el laboratorio S.T.A.R.

Tras el ataque de un ser de otra dimensión, ese mismo día pierde a su madre y el 90 % de su cuerpo, su padre le salvó la vida utilizando tecnología avanzada y prótesis experimentales de su propio diseño.

Dentro de sus poderes se encuentran: la mejora cibernética que le permite renovarse y actualizarse; la mimetización tecnológica con la que es capaz de copiar la funcionalidad de algunos objetos, así como también copiar información de computadoras o bases de datos; la transformación física con armas como partes de su cuerpo (cañón ultrasónico, metralleta, cañón de energía, entre otras); fuerza y audición sobrehumanas; visión de rayos X; cuerpo extremadamente resistente; tecnopatía para controlar máquinas a distancia, sincronizandose con ellas; cabe anotar que en los 80 no había internet y su poder era limitado, pero ahora está 100% conectado con la red y puede acceder a todas las bases de datos del mundo, según el blog “estadísticas de poder”.

En 1980 un ser formado por materia viva y dispositivos electrónicos era una simple fantasía futurista, pero hoy en día existen cyborgs bastante reales, como Neil Harbisson, un artista que nació sin la capacidad de ver los colores, pero equipado con un ojo electrónico especial que convierte los colores en notas musicales puede, en esencia, oír los colores; o Jens Naumann que se convirtió en la primera persona en recibir un sistema de visión artificial, las personas que utilizan marcapasos, audífonos o prótesis como la de Nigel Ackland quien disfruta del brazo cyborg más avanzado del planeta que domina cada dedo al igual que en una mano humana normal o Jesse Sullivan quien está equipado con dos brazos robóticos que controla con su mente (estos nuevos brazos todavía le permiten sentir el frío y el calor).

Con adaptaciones como la del profesor Kevin Warwick que se instaló un chip en su brazo, que le permite controlar luces, puertas, calentadores, e incluso otras computadoras; o la de Jerry Jalava quien perdió la punta de su dedo en un accidente de moto y optó por instalar una unidad USB que la reemplazara; o la de Michael Chorost quien se volvió completamente sordo cuando tenía 30 años y logró instalar un ordenador en su cabeza y orejas que le permitieron escuchar sonidos nuevamente, se puede abrir el debate sobre las cuestiones éticas sobre los humanos vs los superhumanos.

Gracias a los avances en ciencia y tecnología es que ya vivimos entre cyborgs, esperamos que la actuación de Fisher le haga justicia a Víctor y que, tanto en esta entrega como en la siguiente, cyborg haga gala de su poderío.

De alguna manera, como lo expresa Juan Scaliter en el libro ‘La ciencia de los superhéroes’, los científicos y los superhéroes tienen el mismo propósito: ayudar a la humanidad mejorando la calidad de vida, permitiendo explorar los confines de nuestra galaxia y explicar el universo en su escala más pequeña.

La liga de la justicia en cine Colombia

Tambíen puedes leer.
Compártelo!

About the Author

Bethsabe Castro

Comunicadora – Periodista. Especializada en prensa escrita, asesora en comunicación organizacional, activación de marca, manejo de imagen,
posicionamiento,relaciones públicas, manejo de crisis.

Be the first to comment on "Liga de la justicia y la ciencia detrás del antifaz"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*