Lisandro Meza: se apagó la voz del juglar vallenato

Lisandro Mesa: se apagó la voz del juglar vallenato

En tiempos de fin de año canciones como El polvorete, Las tapas, Estas pillao, Senderito de amor,  Baracunátana y El hijo de Tuta, suenan y vuelven a sonar, esta vez con mayor fuerza porque el juglar Lisandro Meza ha fallecido.

A los 86 años, dejó de existir este rey vallenato. Lisandro Meza estaba recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Clínica La Concepción, de Sincelejo desde hace varios días por quebrantos de salud.

Todo está listo para que suene ‘Domingo 24’, canción navideña con la que rendirán homenaje al maestro en Sincelejo.

Sus familiares informan que las honras fúnebres del juglar se realizarán en Los Palmitos, Sucre, donde vivió sus últimos años.

Una carrera exitosa

Lisandro Meza, se destacó por su voz y estilo único que conquistó en Colombia y otros países a varias generaciones.

Nació en un septiembre de 1936 en Sucre. Desde muy joven demostró un talento innato para la música. Cumbias, porros, paseos y vallenatos hacen parte de los géneros a los que le apostó Lisandro Meza y donde, sin duda, puso un sello y estilo inconfundible.

Su tono de voz, la habilidad para tocar instrumentos más allá del acordeón también le abrieron las puertas para hacer de su carrera artística un éxito. 110 discos grabados, algunos titulados como: Rey sabanero, Cumbias colombianas, Lejanía,  El viaje musical de Lisandro Meza, El sabanero mayor, De tal palo tal astilla, hacen parte de su repertorio discográfico.

El cantante y compositor fue un amante respetuoso del vallenato tradicional, con sus propuestas dejó huella imborrable en el folclore colombiano.

Impacto cultural y social

Así reconocen diferentes actores la contribución que realizó a la música colombiana y latinoamericana: “Desde Discos Fuentes lamentamos profundamente el fallecimiento de Lisandro Meza a sus 86 años. Un increíble juglar que alegró las fiestas y navidades de todos los colombianos. ¡Maestro, vuela alto! ¡Siempre te llevaremos en nuestros corazones!”.

Su hijo, Lisandro Chane Meza, también se pronunció e hizo referencia a la resiliencia y fortaleza que acompañaron a su padre desde muy pequeño. “Mi padre siempre fue un hombre fuerte, de origen campesino que se sobrepuso ante las adversidades de la vida y por ese carácter natural conservamos las esperanzas de que saldría bien librado de esta crisis de salud”.

No se puede hablar de Lisandro Meza sin recordar su participación en Los Corraleros de Majagual, en la que compartió escena con Alfredo Gutiérrez y Calixto Ochoa. Cuando cada uno de los integrantes tomaron rumbos como solistas Lisandro Meza se convirtió en inspiración y un referente de estas músicas.

Lo conocían como ‘rey sin corona’ y se convirtió en uno de los grandes embajadores de Colombia en el mundo. El Hollywood Palladium de California en los años 70 vibró con sus canciones. Fue uno de los primeros artistas nacionales en presentarse exitosamente en el Madison Square Garden; logó ser en varias oportunidades Disco de Feria de Cali, llegando a la capital salsera con los sonidos del Caribe.

Leer también: El poder transformador de la naturaleza

Con su experiencia aportó en la formación y consolidación de la agrupación ‘Los Hijos de la niña Luz’, como se llama su esposa.

Cada una de sus canciones ha sido un puente con las raíces profundas de la identidad vallenata. Se convirtió en uno de los más grandes juglares al lograr cantar historias que narran la cotidianidad, las tradiciones y las diferentes experiencias que se viven en los pueblos colombianos.

Su legado perdurará en la escena musical, y su influencia se extiende a través de artistas contemporáneos que continuarán inspirándose en la obra de este icono de las músicas colombianas.

PUBLICIDAD