Maestros del piano en su salsa

Maestros se reunieron tocaron el piano

Un grupo de talentosos maestros mostrando un concepto diferente, ese que quiere abrir caminos y espacios para que la ciudad sea, de verdad, una industria cultural de la salsa.

El concierto estuvo dividido en dos, una parte académica que llegó con el conversatorio ofrecido por Rafael Quintero quien contextualizó la historia del piano, los músicos que le han aportado a este instrumento, que por ser de gran complejidad  pocas veces es asociado a la música popular.

 

De la mano con el conocimiento y la investigación de Quintero inició ese recorrido en donde se resaltaron a los iconos del piano en la salsa,  su historia y los referentes en las diferentes décadas.

Interesante desde el aporte que se entrega para generar una cultura de la salsa, con conocimiento y raíces.

Llegaría el momento esperado, esa ‘descarga’ en donde ‘negras y blancas’ se llevaron todo el protagonismo.

El escenario de Zaperoco esta vez parecía mucho más grande, generando un ambiente en donde primó la complicidad de una orquesta conformada  por reconocidos músicos como José Aguirre, en la trompeta;  John Gonzalo Moreno en el bongo; Paul Gordillo en el saxo; Diego de la Rosa en el timbal; Jhoana Rosero en los coros, Toño Romero en el sonido y en la voz,  Carlos Guerrero.

Los virtuosos pianistas tuvieron cada uno dos canciones para mostrar su talento, las influencias recibidas y desde luego ese sello personal.

El primero en salir a escena fue Daniel Gutiérrez, sus manos se deslizaban dándole vida a ‘hachero pa’ un palo’, mostrando la influencia del pianista puertorriqueño Papo Lucca, un intérprete magistral.

Llegaría el turno para Álvaro Cabarcas, Pelusa, quien en un inicio mostró esa tranquilidad generada por la experiencia y con una conexión en donde el romanticismo saltó a la escena. El pianista seleccionado  fue el cubano Lino Frías, quien desde la Sonora Matancera aportó talento, creatividad y marcó a varias generaciones.

El nuevo llamado sería para Víctor González, uno de los rostros frescos en la escena musical. Su descarga eclipsó al auditorio.
Escogió a Chucho Valdés como pianista, y su magia se enmarcó en la influencia del jazz, en la improvisación y en la entrega de su creatividad.  Aprovechó el instante para mostrar que hay ingenio, que hay talento, técnica y desde luego un sello muy particular.

Tiempo y espacio para escuchar al chocoano Óscar Iván Lozano, OiLo, quien también tuvo a Papo Lucca como referente. El teclado le dio paso a la voz y en un solo canto se escuchó “…tanto que esperé por tu cariño, ahora ves que todo me da igual… “  marcando un momento de remembranza entre los asistentes.

El cierre estuvo a cargo de Carlos Humberto Galvez ‘Piolín’ quien llegaría con toda la descarga de Richie Ray.

Lo más esperado de la noche llegó cuando los cinco pianistas compartieron el mismo piano, marcando su propuesta musical desde el talento, la creatividad, el goce que produce la música y la camaradería.

“Este es el tipo de competencia que a mi me gusta ver, en donde todo el mundo comparte con alegría su saber y su talento; parecían jugando a la rueda, cada uno girando para que el otro tocará su melodía, maravilloso ver tanto talento y respeto”, expresó la cantante Marlín Murillo.

Por su parte el investigador de salsa y melómano Andrés Díaz afirmó que “es positivo que se convoque  de nuevo a escenarios de encuentros salseros desde una alternativa colectiva. Este tipo de actividades permite ver que la salsa está vigente y que el trabajo en colectivo permitirá enfrentar la crisis”.

De igual manera Díaz resaltó el acompañamiento de los medios de comunicación que se suman en el proceso de construir ciudad, región a partir de procesos como son los culturales.

La búsqueda de espacios y la optimización de los que ya están dejan en el ambiente ese aroma de diversión y rumba que está pidiendo a gritos gestores culturales que permitan cristalizar a partir de procesos colectivos. “Este es un evento genial, algo sin precedente en la ciudad. Vale la pena llevarlo a un escenario más grande para que no sólo un grupo disfrute del crecimiento sino para que el mundo vea lo que se hace en materia de salsa desde Cali” concluye Marlin Murillo.

About the Author

Bethsabe Castro
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional

Be the first to comment on "Maestros del piano en su salsa"

Leave a comment

Your email address will not be published.