‘Qué será de Cali’ Alejandro de la Rivera

Alejandro de la Rivera canta y compone desde el ojo del viajero

Está sentado en el balcón, conversa mientras disfruta de una taza de café, su mirada muchas veces está en el horizonte, el mismo que le ha permitido escribir un sinnúmero de canciones que rinden homenaje a regiones como Amazonas, Cali o el Golfo de Urabá. También de ritmos como bambuco, joropo, rajaleña y salsa abriendo la puerta de las sonoridades colombianas vistas desde el ojo del viajero que ha sido Alejandro de la Rivera.

Su historia musical lo ha acompañado gran parte de su vida, pero solo hasta el 2022 decidió lanzarse al vacío y compartir sus creaciones, algunas de ellas hechas alrededor de las fogatas y las reuniones familiares. 

Su primera canción salió a la luz el 1 de diciembre y la tituló ‘Qué será de Cali’, hace parte de las nueve canciones que conformarán su primer trabajo discográfico.  Alejando de la Rivera se arriesgó a compartir esos sonidos íntimos, a interpretar los territorios desde las sonoridades colombianas y a homenajear esos ritmos que hacen parte de ADN colombiano y latinoamericano.  

Quién es Alejandro de la Rivera

Su nombre de pila es Camilo Alejandro Carvajal de la Rivera. Ha estado vinculado al teatro durante una larga trayectoria como profesor, actor, director y miembro fundador de la Compañía El Anhelo del Salmón. Desde finales del 2020 presentó a Alejandro de la Rivera como ese proyecto musical que nació con la decisión de existir en el mundo  y contar historias a través de las canciones.

“Estoy haciendo canciones como una necesidad de la vida; me sano, desde ellas trasmuto,  quiero que esa obra quede plasmada. El archivo es amplio, eso me va a tener varios años creando y que quede como un ejercicio de memoria, que en algo haga referencia a nuestros ritmos. Que se haga memoria de los ritmos y de los versos”, comparte Alejandro de La Rivera.

Agrega que ha recorrido el país con un cuatro al hombro, recogiendo paisajes  y personajes que le han permitido escribir canciones e historias con la nostalgia de los juglares.

Vientre y semilla

Alejandro de la Rivera en la faceta de cantante y compositor usa el apellido materno. Tiene lista una selección de nueve cortes que conformarán su álbum titulado ‘Vientre y semilla’ como un llamado a volver a la sonoridad colombiana, no desde el lado purista del folclor, sino desde esa herencia gitana.

Nació en Cali, creció en Bogotá, ha recorrido diferentes lugares de Colombia, ha estado cercano  a los ritmos tradicionales desde una lógica urbana por eso desea “que cada canción sea una semilla de otros sueños y otros caminos”.

Alejandro de la Rivera muestra la manera cómo ve los territorios. A ritmo de son, bambuco, rajaleña, porro, pasaje llanero, cumbia, rumba flamenca entre otras sonoridades se mueve el intérprete. “He hecho una investigación en torno al ritmo y a la formación rítmica de actores y bailarines y esto me ha puesto muy de cerca con las células rítmicas. Desde muy niño me recorren los ritmos latinoamericanos entonces para mí no es ajeno”

Comparte que en la producción discográfica “hay una canción al Amazonas, otra al Golfo de Urabá; un bambuco caucano que escribí para mi hermano y una canción en homenaje a mí mamá. Es como abrir la puerta a una serie de sonoridades colombianas  vistas desde el ojo del viajero, que es como yo interpreto los territorios y como puedo hacerlo porque no estoy desde la pureza tradicional sino como un testigo”.

Agrega Alejandro de la Rivera que al escribir canciones nada “es forzado, las letras y los versos se respiran a ritmo de bambuco, por ejemplo, y por ahí se va yendo. Creo que sería muy natural si no estuviéramos tan desconectados de nuestras rítmicas tradicionales. Porque cuando uno toca un ritmo de rajaleña está en la identidad de la gente. Si tocas un joropo en el cuatro, la gente lo reconoce, reacciona, se mueve porque nos pertenece de corazón, entonces creo que de alguna manera es orgánico que uno camine sobre su mapa rítmico”.

Sonoridades para un Grammy

De la Rivera está agradecido con la acogida que ha tenido la canción ‘Qué será de Cali’, porque está haciendo lo suyo, abriendo puertas y calentando motores para las siguientes canciones que se presentarán a partir de marzo.

Su gusto por el baile y la salsa están plasmados ahí,  con esta canción presenta sonidos innovadores que aporten al género pero es enfático al señalar que no está casado con un solo ritmo.

‘Qué será de Cali’, cuenta con la producción de Alejandro Badillo, productor musical, compositor y folclorista ganador de Grammy Latino 2016. “Partimos del son en la guitarra, lo orquestamos con set de vientos, logramos que tenga evocación de los 70”, comparte Alejandro de la Rivera.

Asegura que trabajar con Badillo ha sido gratificante. “Alejandro quiere poner a concursar este trabajo en un Grammy. De ahí para allá, esperamos hasta donde viaja este barco”.

No descarta llegar a los festivales europeos donde los ritmos latinos y colombianos son muy apreciados. “Todas las canciones están compuestas desde las células rítmicas tradicionales entonces siempre tienen ese amarre, ese sabor, esa cosa muy latina. A veces muy campesina, montañera y a veces  muy costera, muy sabrosa”, señala Alejandro de la Rivera.

Y concluye que los amantes de las sonoridades encontrarán en esta producción discográfica sonidos íntimos, temas fiesteros, instrumentaciones que unen conceptos y la presencia del cuatro en ocho de los cortes que tiene el álbum titulado ‘Vientre y semilla’

Acerca de Bethsabe Castro P 145 Articles
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional