Reunión Sexteto: un  diálogo musical para la historia

Reunión Sexteto: un  diálogo musical para la historia

La brillantez de Chucho Valdés y Paquito D´Rivera es inigualable. Cada uno por su lado ha realizado un recorrido maravilloso en donde los aportes sonoros son infinitos.

En el teatro Municipal de Cali los ídolos cubanos ofrecieron una presentación que hizo que todos los asistentes se pusieran de pie y los ovacionaran por varios minutos.

De inicio a fin los músicos realizaron una invitación cargada de gozo, amistad, reconciliación y paz.

Paquito D’Rivera se mostró más conversador, rememoró diferentes instantes compartidos con Chucho Valdés, quien respondía con fechas y nombres a cada una de las intervenciones que realizaba el saxofonista.

En muchos de esos apuntes las sonrisas en el público no se hicieron esperar, como tampoco las palmas en cada una de las intervenciones descriptivas de los temas que fueron interpretados.

Además de la ovación a los maestros Valdés y D’Rivera hay que destacar la puesta en escena del trompetista argentino Diego Urcola, quien mantiene una conversación continua con Paquito D’Rivera. Además de conectar de diferentes formas con un público que se sorprende con la puesta en escena.

Urcola, empezó en la música a los 9 años, tiene un recorrido artístico maravilloso que le ha permitido compartir, desde 1991, escenario con Paquito D’Rivera, quien ante las sonoridades propuestas baila, reflexiona, sonríe y crea.

Urcola deslumbró y mostró ese estilo particular, cercano a lo clásico y permeado por el jazz. Entabló también una mágica conversación con Chucho Valdés y dejó ver sus raíces tangueras cuando interpretaron Lorena.

La ovación también llegó para el cubano Dafnis Prieto desde la batería aporta armonía rítmica y sus solos están llenos de esa fuerza poderosa que resume esos aprendizajes y reconocimientos que ha llevado a lo largo de su trayectoria artística y que lo ha hecho merecedor de diferentes distinciones, entre ellas un Grammy.

Lo vivido en Cali durante el concierto Reunión Sexteto se convierte en una presentación única, irrepetible y para guardar en la memoria.

En medio de sonidos clásicos y de latinidad aparece en escena Roberto Vizcaíno jr, de 25 años, quien heredó el gusto por la percusión y ha seguido los pasos de su padre, Roberto Vizcaíno.
Los solos presentados por Vizcaíno en Reunión Sexteto sorprendieron con su calidad interpretativa y dejaron conocer el virtuosismo de este joven que encajan perfectamente con la propuesta de los maestros Chucho Valdés y Paquito D’Rivera.

PUBLICIDAD