Balance agridulce para los azucareros de la región

Por Zulma Cuervo

Una molienda de 23 millones de caña de azúcar en 2019 le permitió a este sector seguir manteniendo un buen nivel de producción.

Sin embargo, la cifra es menor si se compara con los registros de 2018, aunque le permitió crecer 2 % si se compara con el promedio de los últimos diez años.

Para María Eugenia Lloreda, presidenta de Asocaña, factores climáticos y el aumento en las importaciones de azúcar -que tienen cero arancel en la Comunidad Andina de Naciones, CAN– afectaron la producción en el país. «las importaciones procedentes de los países andinos se han incrementado en condiciones desiguales: Perú, Ecuador y Bolivia.

Fundación Kellogg decidió apoyar el Banco de Alimentos de Cali

Lo paradójico es que Ecuador nos impuso una salvaguardia que solo permite que exportemos 17.000 toneladas al año, compartida con Perú, mientras ellos han ingresado el doble a Colombia, y lo pueden seguir haciendo sin límites. También ha pasado con Bolivia», dijo la presidenta de Asocaña.

En cuanto al etanol, la producción se redujo en  5 % (de 210 millones a 196 millones de litros) en 2019 comparado con 2018 dadas las importaciones del combustible desde Estados Unidos, el cual tiene un subsidio estatal de dicho país.

Es por ello que el gremio espera que el Gobierno Nacional tome medidas para subsanar las condiciones inequitativas de la competencia que tienen los productores locales frente al producto procedente del exterior.

INFORME ANUAL 2018 2019

Frente a la cogeneración de energía, los ingenios han hecho inversiones para ampliar la capacidad de generación, lo que los llevó a cerrar con una capacidad instalada de 319 MW, de los cuales 131MW son excedentes exportables a la red energética nacional.

Balance agridulce para los azucareros de la región

Inversiones en infraestructura Se tiene estimada la construcción de 40 vías internas en 10 años, lo que permitirá reducir el tráfico en los centros poblados donde están asentados los ingenios azucareros.

En un fondo social entre ingenios y cultivadores, cuyos recursos irán inicialmente a la pavimentación de vías terciarias. En esa misma línea y haciendo uso del mecanismo de pago por impuesto, se trabajó en el mejoramiento de tramos viales en Los Andes, Boquerón y la Playa, entre Corinto y Toribío.

Estas labores fueron posibles gracias a la unión  de USAID, Asocaña, la Universidad Javeriana, las comunidades indígenas, líderes sociales y las alcaldías de estos municipios.

Igualmente se trabaja en un plan socioambiental para la prevención de incendios con las comunidades. Y en el cuidado del recurso hídrico, ingenios y cultivadores trabajan en la Mesa del Agua.

Gracias a ello, en los últimos 50 años se ha reducido en 50 % el consumo del agua en los cultivos, por la incorporación de nuevas tecnologías, especialmente en el riego. 

Con la Fundación Fondo de Agua por la Vida y la Sostenibilidad se han invertido $32.000 millones en 26 cuencas hidrográficas (29 municipios de tres departamentos) que benefician a 3,5 millones de habitantes.