Pacífico, la receta más gourmet

Pacífico, la receta más gourmetLitani conquistó con su encocado de cordero sobre una cama de cuscus aromatizado

Pacífico se viste de gala.

 
Pacífico, la receta más gourmet

Santa Teresa y Lini protagonistas de la dulzura en Mesa Larga

En el Pacífico colombiano el reloj marca las 7:30 pm.  Hay sonidos a gotas de agua que nada tienen que ver con el invierno que se vive en la capital vallecaucana,  tampoco se trata de un ritual para alejar los asomos de aguacero que se ven llegar desde Los Farallones.  Son tres jóvenes expertos en interpretar el ‘piano de la selva’ quienes están encargados de recibir con los sonidos del Pacífico a 204 viajeros que durante cuatro horas recorrerán los secretos de esta zona geográfica.

El pasaporte es un brazalete que te indica que tú puesto está disponible en una mesa larga,  de manteles blancos, botellas que alguna vez  estuvieron llenas de vino toman forma de solitarios en donde las flores exóticas son las encargadas de dar ese toque  cálido que se siente alrededor de la buena mesa, de la buena gastronomía. 

La noche inicia con un vaso corto, que no lleva whisky  sino  viche (bebida tradicional de la costa pacífica colombiana)  limón, azúcar y granadina. 

Bajo la carpa gigante, que está ubicada en una de las calles del tradicional barrio Granada, hay decenas de bombillitas amarillas que van pintando un firmamento  que rompe esquemas de esa cuadra en donde boutiques de lujo  conquistan con sus vitrinas a los habitantes  del sector  y a los turistas.

Al lado de éstas hay  también restaurantes, muchos de ellos sumados  a una noche que lleva por nombre Mesa Larga y por tema ‘Deleitarte Pacífico’.

Todo está dispuesto para que trece de los establecimientos de este sector gastronómico caleño presenten sus platos (tipo degustación) a quienes han aceptado esta cita.

Pacífico, la receta más gourmet

El pacífico protagonista en la gastronomía del hotel Movich con un encostrado de atún.

Las instalaciones del restaurante Pacífico se han convertido en una gran cocina, aquí dos decenas de cocineros, ayudantes de cocina y meseros, se disponen para hacer de este viaje gastronómico uno de los mejores instantes del año.

Cada uno tiene una función diferente pero todos la misma misión, servir 204 platos de manera simultánea y que cada uno vaya con la presentación de una obra de arte.

Una copa de vino espumoso es la encargada de preparar  a los comensales en este recorrido. El primer platillo es un  ‘atún rojo encostrado’  que va delicadamente servido en polvo de plátano sobre una crema de ron añejo  y salsa bañada con soya y limón Tahití, una creación del chef del hotel Movich.

En Mesa Larga todos lucen  amistosos, comparten opiniones con comensales que tienen al lado, enfrente y que quizá es la primera vez que se ven.

Al final de la calle hay una gran tarima, en ella están músicos, bailarines y cantaoras del Pacífico colombiano, ellos  van acompañando  cada una de las creaciones de las cocinas de los restaurantes de este sector caleño. 

Pacífico, la receta más gourmet

Tomatino Pizza Party participó de Mesa Larga con un Mini Pantalón.

Cada propuesta es diferente, contrasta con platos que han sido  diseñados no solo por chefs y cocineros, también por  ‘arquitectos’ que les dan estructura, profundidad y color como la creación de un ‘Mini pantalón’  (pizza pantalón o calzonne) que guarda en su interior la riqueza del  maduro y el sabor especial del queso azul, ella va sobre una salsa de mayonesa y ají amarillo y en una ‘copa aguardientera’  una delicada salsa de tocineta ahumada, maíz tierno y crema fresca, que rompe sabores  y lleva a viajar por la propuesta italiana que tiene Tomatino.

Mientras los meseros levantan platos, en la mesa se forma una tertulia literaria que gira alrededor de la palabra cebiche, que será el siguiente plato en ser probado. Si es con C si es con S, al final la razón es de todos, porque ortográficamente las Academia de la Lengua Española valida el uso de las dos consonantes, en lo que no hay discusión es en el sabor de ese  ‘ceviche de sierra ahumada’  que va montado en una salsa de chontaduro y que propone la Pescadería como un tributo a la cocina tumaqueña.

Un alto en el camino para cambiar sabores. Tiempo de disfrutar de un sherbet de tamarindo (sorbete servido en una pequeña proporción) que refresca paladares y conquista con sus beneficios digestivos.

Una copa de vino blanco, en la temperatura adecuada indica que es el tiempo de viajar por otros sabores, esos que maridan perfectamente.

Por momentos la brisa hace que se recreen los paisajes de Bocagrande, ubicado en la costa pacífica en el sector de Nariño. Desde donde llega una de esas recetas ancestrales rescatada por el restaurante Ringlete. Tiempo para disfrutar de una ‘sopa tumaqueña’  que lleva pescado, queso, leche de coco y es perfumada con cilantro.

La velada tiene magia y San Pedro no está invitado.

Pacífico, la receta más gourmet

Dúo de langostinos la propuesta de Taisú

Las hierbas de azotea, están presentes en esta Mesa Larga como una forma de recuperar esas tradiciones que tienen las abuelas de la costa pacífica colombiana que fueron heredadas de los africanos. Taisú las invita a ser parte de ese  ‘dúo de langostinos’ que forman una figura que además de ser perfecta, deja saber que tuvieron el tiempo preciso de cocción, dejando que estén tiernos y con el sabor de ese marinado que otorgan las hierbas de azotea.

Se levantan los platos… El turno es para el  restaurante Pacífico con una de sus recetas estrella. En la carta se anuncia que es el momento para disfrutar de un ‘atollao del Pacífico’ en donde el arroz tiene textura húmeda, enriquecida por los sabores de los mariscos, el sofrito y la leche de coco.  Esta receta viene sobre un trozo de hoja de biao  ahumada y su forma es la de un bongó.

Un nuevo momento para refrescar el paladar, tiempo de dejarse conquistar por Bourbon y su sherbet de limonada de coco. 

Cambio de copa, esta vez el invitado es un vino Trivento, perfecto para acompañar carnes rojas.

El viaje continúa con Solsticio, para algunos de los comensales será de invierno, para otros de verano al probar ese medallón de cerdo en salsa de tamarindo que está servido en una cama de vegetales que otorgan destellos de colores y sabores.

Pacífico, la receta más gourmet

Litani conquistó con su encocado de cordero sobre una cama de cuscus aromatizado

El viaje va llegando a su final,  los rostros son de satisfacción, hay sonrisas, brindis pero también expectativas.

La carta anuncia la llegada Litany con un platillo que viene cargado de especias árabes y  sofrito del pacífico  que acompañan  delicados trozos de pernil de cordero que van sobre una cama de cuscús.

Las manecillas indican que un nuevo día llega. Santa Teresa hace presencia con una copa transparente en donde se revela el tricolor formado por el caramelo, los trocitos de coco y el ganache de chocolate.

Dedos que toman la trufa que reposa en el ganache, dientes que mordisquean con  timidez  con el propósito de no dejar escapar sabores. 

Acción que se repite al dejarse tentar de delicadas notas que llegan a partir de una receta francesa como es el macaron que en esta oportunidad tiene centro de chontaduro y leves notas de miel y ha sido preparado por Lini, cierre perfecto para un viaje que complace sentidos a partir de una Mesa Larga.

About the Author

Bethsabe Castro
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional

Be the first to comment on "Pacífico, la receta más gourmet"

Leave a comment

Your email address will not be published.