Paraíso chocoano en el Caribe colombiano 

"Choco" "Sapsurro"foto Zulma Cuervo

Sapzurro, Capurganá y Triganá, hacen parte del paraíso chocoano. Descúbrelos

Por Zulma Lucía Cuervo Plazas
Si te gusta la aventura, los destinos paradisíacos este es un plan que debes hacer. Si al contrario eres de las personas que aman las comodidades, los hoteles tipo resort, esta es una buena oportunidad para dejarse tentar y descubrir nuevas aventuras.
Estos destinos ofrecen buen alojamiento, sin llegar a ser cinco estrellas, pero sin duda los parajes colombianos de Sapzurro, Capurganá y Triganá, lo ameritan todo.
Lo primero que debes de saber es que el departamento de Chocó tiene playas en las dos costas (Atlántica y Pacífica) y estas que les mencionamos están ubicadas en el Atlántico.
Territorialmente hablando, hacen parte del municipio de Acandí: las bahías de Sapzurro y Triganá son veredas y Capurganá es un corregimiento.
Para llegar a estos paradisíacos lugares hay que hacerlo en lancha (desde Necoclí o Turbo) por lo menos una hora.
Nos hospedamos en Sapzurro, en un hotel de una lugareña, que podemos describir como cómodo, de acomodación múltiple y baño privado para cada habitación.
Esta bahía es espectacular! de agua azul marina, arena blanca, la típica  Playa Blanca. También está Cabo Tiburón, donde grabaron uno de los Desafíos de Canal Caracol y la playa de la Armada.
y como no visitar la cascada La Diana.
Sapzurro limita con La Miel, en Panamá, solo hay que subir unas escaleras para estar en el vecino país.  Aquí no te piden pasaporte, pero  eso sí debes de llevar tu cédula para ser registrado el ingreso en una pequeña base militar. También hay que pagar por el ingreso, así lo decidió la junta de acción comunal para pagar la limpieza de la playa.
En Capurganá, la más conocida de las playas porque es la que tiene más comercio y la de vida más agitada hay varios lugares que se deben visitar. Allí conocimos La Coquerita, un sitio espectacular, donde venden agua de Flor de Jamaica, tiene piscinas de agua dulce y agua salada. Sabroso para descansar. Recomendamos ir temprano, porque se llena y el lugar es pequeño.
Triganá, a nuestro juicio, es uno de los lugares que más gusta. La atención por parte de la gente del hotel es muy buena, los precios razonables y se puede hacer la visita al Bosque de los Gigantes, con unos árboles inmensos y milenarios que se conservan gracias a que su madera no sirve para nada. Esos árboles se llaman Macondos.
La playa no es de arena blanca y el mar azulado. Pero es un sitio tranquilo. Y como decimos siempre, donde la atención es buena, los viajeros encuentran confort y deseos de regresar.
Otro parche diferente que se puede hacer es el del avistamiento de tortugas. De marzo a junio llegan las tortugas carey y caná a poner sus huevos en los casi 10 kilómetros de playa de La Playona (en Acandí). Después de junio, lo que ves es el nacimiento de las bebés. Del lugar podemos decir que la única presencia institucional es un aviso de Parques Nacionales.

foto Zulma Cuervo

 

Hay que tener presente que aquí las playas están muy sucias, desafortunadamente por la mala conducta de los nativos y visitantes que botan todo al mar (no es porque lleguen turistas a este sitio con miras a broncearse y nadar,  aquí no se recomienda meterse al mar, por lo picado).
Nos gustaron varias cosas de esta zona. La gente es amable y honrada (tuvimos varios compañeros de viaje a los que se les quedó el celular y la billetera y se las devolvieron).
En estas playas respetan al turista, no hay cantidad de vendedores ofreciendo hasta lo imposible: si quieres algo, lo pides en el kiosko y te lo llevan. Eso de las gafas, el agua, las trenzas, el masaje no lo van a encontrar allá.
Disfrutamos de unas vacaciones diferentes este año, conocimos lugares que no teníamos en el radar y podemos decir que vale la pena ir  y enamorarse de este rincón de Colombia.
  • Recomendaciones:
      • Llévese consigo de vuelta su basura. Allá no hay donde disponerla.
      • Lleve repelente, ojalá natural, porque es tropical y hay zancudos.
      • Allá venden agua embotellada, yo no recomiendo encartarse con ella desde tu lugar de origen.
      • Recomendable llevar galletas, maní y otros pasabocas.
      • La energía se va a la madrugada pero los hoteles tienen planta electrica
      • Es recomendable darse una ducha en la noche para dormir fresco.
      • Es mejor ir con un operador, tener todo contratado (Viajes CHE ).