Por un futuro sin cáncer: Únete a ‘Quiero ser grande’

Por un futuro sin cáncer: Únete a ‘Quiero ser grande’

‘Quiero ser grande’ una campaña que sensibiliza sobre esta enfermedad que afecta a miles de niños en Colombia y el mundo, brinda la oportunidad de destacar la detección temprana como una herramienta fundamental en la lucha contra el cáncer infantil.

Cada 15 de febrero se conmemora el Día Mundial del Cáncer Infantil y nos recuerda la importancia de la detección temprana como un factor crítico que puede marcar la diferencia en la efectividad del tratamiento y en el pronóstico de los pequeños guerreros que luchan contra esta enfermedad.

Aunque los avances médicos han mejorado las tasas de supervivencia, el cáncer sigue siendo la principal causa de muerte por enfermedad en niños. ‘Quiero ser Grande’, que llega a su quinta versión, lleva  un mensaje común: Apoyar a los niños con cáncer y a sus familias bajo un concepto de servicio integral.

Redes de apoyo

Según la OMS las cifras globales de cáncer infantil hablan de aproximadamente 300.000 niños menores de 19 años diagnosticados anualmente.

 “Nos unimos para construir una red integral de apoyo que abarque aspectos médicos, emocionales y educativos. Unidos, somos un faro de esperanza iluminando el camino hacia la curación y el bienestar infantil, construyendo puentes hacia un futuro más saludable y pleno de posibilidades», comparte María del Pilar Carbonell de la Fundación Divina Providencia.

Desde la campaña ‘Quiero ser grande’  buscan que las cifras, lejos de ser simplemente estadísticas, sean una señal de alerta que permita que los pequeños reciban la atención oportuna y adecuada que exige esta enfermedad.

Síntomas a los que debemos prestar atención

En los tipos de cáncer más comunes, se presentan las siguientes señales:

  • Leucemia: Fatiga extrema, palidez y dolor óseo.
  • Tumores Cerebrales: Dolores de cabeza persistentes, vómitos sin causa aparente y cambios en la visión.
  • Neuroblastoma: Inflamación abdominal, pérdida de peso y cambios en el comportamiento.
  • Linfomas: Hinchazón de los ganglios linfáticos, fiebre inexplicada y pérdida de peso.

Ley 1388, gratuidad en el tratamiento

La detección temprana aumenta significativamente las posibilidades de éxito en el tratamiento del cáncer infantil. Los padres, cuidadores y profesionales de la salud desempeñan un papel crucial al prestar atención a los síntomas y buscar asesoramiento médico cuando sea necesario.

Leer también: Goma de copoazú alternativa saludable para diabéticos

Recuerde que se reglamentó la Ley 1388 del 2010 que vela “por el derecho a la vida de los niños con cáncer en Colombia”. Optimiza los servicios, diagnóstico oportuno y referencia temprana, acceso al diagnóstico, creación de la red de atención de cáncer infantil y del registro nacional de cáncer infantil, así como al servicio de apoyo social del menor con cáncer.

Esta ley fue complementada con la Ley Jacobo (decreto 1389 de 2010), reglamentada según decreto 647 del 2022, que busca “priorizar el flujo de recursos a los prestadores de servicios de salud de menores de edad con presunción o diagnóstico confirmado de cáncer”.

Con esta ley lo que se busca es asegurar la continuidad financiera de las instituciones que atiendan a los niños con esta dolorosa enfermedad.

Adicionalmente este mismo decreto de reglamentación señala que la atención en oncología pediátrica será integral, prioritaria y continuada, esta última en relación a que se dé sin dilaciones y demoras o barreras de cualquier tipo.