Ginebra, tierra gastronómica y musical

Cada año se celebra el Festival de Música Andina Mono Núñez.

Ginebra, la tierra del ‘Mono Núñez, la uva Isabella y el sancocho de gallina

Ginebra, un municipio en donde el sancocho de gallina, el arroz atollado, las tostadas gigantes de plátano, los cultivos de uva Isabella y el festival de música andina Mono Núñez la hacen una tierra especial y particular.

Este municipio se encuentra ubicado a 45 minutos de Cali, cuenta cerca de 30 mil habitantes y se convierten en anfitriones especializados, por estar inmersos en Destino Paraíso.

Hasta Ginebra llegan los que buscan saborear un sancocho de gallina hecho en leña y con todos los secretos de las abuelas.

En este municipio el fin de semana hay plan familiar, desde ciudades como Cali, Palmira, El Cerrito, Tuluá llegan a visitarlo y disfrutar del sancocho de gallina.

Dentro de las curiosidades que encuentras es que este plato une a quienes comparten mesa.

La razón es sencilla, a cada integrante le sirven el sancocho pero en el centro de la mesa se encontrará una fuente para el arroz, otra para la ensalada, una bandeja que lleva las presas de la gallina bañadas en hoga’o, otra bandeja con porción de tostadas gigantes y una más con hojaldras que hacen que los comensales vayan rotando cada plato y disfrutando de la “sazón ginebrina”.

Otro de los detalles que encuentras es que el sancocho de gallina (se sirve con gallina cuando se pide para ocho personas) cuando es un plato individual, se acompaña con presa de pollo.

Los sitios que ofrecen este plato típico, así como el arroz atollado son varios, algunos están ubicados en las afueras del municipio, otros en el camino que conduce hacia la vereda Costa Rica o también en pleno corazón de Ginebra.

Algunos son campestres como sucede con Los Guaduales, restaurante que funciona en una hacienda tradicional y que ha ganado varias menciones gastronómicas.

También está el ‘Viejo molino’, ‘Albania’ ‘Juancho’ o ‘El naranjal’. Otros son más pequeños, hay los que funcionan hasta en casas, pero todos ofrecen el sancocho y el atollado como los platos más apetecidos de la carta.

Tenga presente que los costos oscilan desde los ocho mil pesos hasta los 29 mil por plato de sancocho.

Historia de la Uva Isabella

Pero Ginebra no solo es un destino gastronómico, también es un municipio agrícola.

Su tierra produce la mejor uva Isabella, entre otras frutas. Disfrutar de los viñedos, de los vinos artesanales es otro de los planes que se encuentra en esta región.

La finca San Antonio es uno de esos destinos que vale la pena conocer, en medio de lago de pesca, de árboles frutales se encuentra un gran cultivo de uva.

Esos parrales están cargados de historia. Edgar Tascón habla sobre las bondades de la Isabella.

Ginebra, tierra gastronómica y musical

Cada año se celebra el Festival de Música Andina Mono Núñez.

“Hemos ensayado con el cultivo de 10 variedades de uva y definitivamente la Isabella es la que mejor se da. Lleva 100 años, desde que llegó se comporta bien, cumple con el propósito para vino, concentrados, fruta fresca, sirve para mermeladas, es una fruta muy noble y un cultivo que genera mucho empleo”.

Agrega el cultivador Tascón que se puede hablar de 520 jornales en un año por hectárea, “Ginebra goza de tranquilidad”

Y aunque son muchos los que afirman que no hay riqueza, si está presente la nobleza y el trabajo.

“En San Antonio tenemos escalonada la cosecha, se hace por semana, lo que nos permite cultivar todo el año.

Tenemos cultivos orgánicos y hemos logrado controlar por ejemplo la amenaza de los pájaros que se comían la uva con la siembra de un arbusto que llamamos ‘Cojón de berraco” que da un fruto que es muy apetecido, así hoy controlamos sin tener que sacrificar a los pajaritos”

Ginebra musical

Otro de los atractivos que presenta esta tierra es el Festival de Música Andina ‘Mono Núñez’ que lleva 40 años dándole realce e importancia a los bambucos, vals, pasillos, polka, carranga entre otros géneros.

Durante un año se prepara este encuentro musical que logra convocar a compositores e intérpretes de la música andina

El coliseo Gerardo Arellano ante un jurado exigente y en la tarima pública, cada noche se congregan propios y turistas para entregar con sus aplausos y euforia su veredicto.

 

Es un encuentro musical que deja saber que la música andina tiene futuro, que los jóvenes la siguen, la estudian y que esa mezcla entre tradición y modernismo.

Esto garantiza que este siga siendo el mejor festival de música andina, ese que tiene sonido a bandola, cuatro, requinto y guitarras, entre otros.

Este festival que goza de ser ‘Patrimonio Cultural de la Nación’ se realiza anualmente en territorio vallecaucano.

Estas son sólo tres razones para visitar este municipio en el centro del Valle del Cauca.

About the Author

Bethsabe Castro
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional

Be the first to comment on "Ginebra, tierra gastronómica y musical"

Leave a comment

Your email address will not be published.