Popayán: la ciudad blanca es más que religión

¿Cuántas veces escuchas hablar de Popayán, la capital caucana? Seguramente en temporada de Semana Santa y, sin temor a equivocación, en un muy alto porcentaje cuando hay noticias que tienen que ver con el orden público.

Popayán: la ciudad blanca es más que religión

Popayán es mucho más que las procesiones en la Semana Mayor que son consideradas como las mejores de Colombia.

Turistas nacionales y del exterior; medios de comunicación destinan espacios importantes para su divulgación, pero Popayán es mucho más que religión.

Los 365 días del año es una ciudad que está en la capacidad de conquistar, atender y descrestar a sus visitantes.

‘La ciudad blanca’, como muchos le llaman, es un destino turístico, un plan perfecto para recorrer, disfrutar y descubrir

Prepara tu visita

Su clima templadito es adecuado para emprender caminatas que te llevarán a descubrir su historia, arquitectura, gastronomía, cultura y oferta religiosa.

Llegar a la capital caucana es muy fácil, lo puedes hacer en bus, automóvil o avión.

En el código de vestuario no deben faltar un saco, una bufanda y calzado cómodo.

Hay días soleados, tardes de temperatura baja y en algunos momentos instantes de lluvia (no debes olvidar tu sombrilla de bolso). El clima frio te invita a no quedarte quieto.

Si viajas en automóvil particular, un destino imperdible es el centro histórico; para disfrutarlo te recomendamos que no lleves afán, guardes tu carro en uno de los parqueaderos del sector y lleves mucho ánimo para caminar.

Hay una iglesia en cada esquina y cada una te descresta con su arquitectura, imágenes y con su historia.

Recorre la ciudad blanca

Descubrir sus hoteles es otro placer, aquí encuentras desde los cinco estrellas cuyos costos pasan los 180 mil por noche, hasta los que son de ‘batalla’ por 30 mil pesos. 

Alista tu cámara fotográfica para que guardes recuerdos en el Morro de Tulcán en donde está la estatua de Sebastián de Belalcázar (recomendamos hacer la caminata), el taxi te lleva hasta cierto punto y de ahí en adelante ascenso a pie, desde este cerro tutelar tienes una fantástica panorámica de la ciudad.

Popayán: la ciudad blanca es más que religión

Haz un clic en la torre del reloj, la Casa Caldas, el puente del humilladero; camina hasta el Santuario de Belén, sencillamente fascinante el recorrido, las estatuas y esta capilla, en el pico de la loma.

De igual manera hay museos, colegios, parques, centros comerciales que merecen ser visitados.

En el pueblito patojo encuentras un mini recorrido arquitectónico, algunos puestos de comida y artesanías.

Deléitate con el encuentro gastronómico

En Popayán anualmente se realiza un encuentro gastronómico que convoca a los amantes de la buena mesa.

Aunque es de carácter internacional y en él participan reconocidos chef, todavía es desconocido para muchos en la región.

Aquí se come rico, así que durante cualquier temporada puedes degustar de platillos como las empanadas de pipián, pequeñas, tostaditas y acompañadas con un buen ají de maní, en una sentada te puedes comer más de 10, su precio es de 200 pesos la unidad.

Los tamales de pipián, tienen una masa suave, con el justo toque de condimentos y un trocito de tocino que le da el toque perfecto a este plato que se come en cualquier hora del día y se acompaña con soda, jugo, chocolate y hasta vino.

Confesaré que aunque recibí los mejores comentarios de los comensales, no fui capaz de probar el plato inspirado en el feto de ternera lo venden en las dos plazas de mercado.

Su apariencia no me convocó, pero dicen que es delicioso, tierno y de mucho sabor. Unos españoles que lo degustaron no dudaron en afirmar que es lo mejor que han probado.

Delicias típicas caucanas

Me recomendaron probar su salpicón, (típico caucano) para mi sorpresa, solo lo preparan tres personas y esdpués de mucho deambular pude saborearlo en el parque El Recuerdo.

Es una especie de granizado de frutas en donde hacen presencia la mora, la piña, el lulo y generosos trozos de guanábana; para complementar te colocan un cuarto de una dulce naranja, que debes exprimir para darle el toque mágico. Me encanto!

En este mismo lugar probé sus liberales (dulces típicos), la torta de frutas secas y el queso de cabeza (si cuento como lo hacen, seguramente no se animaran a probar) que vale la pena compartir.

Para rematar ese recorrido nada mejor que un helado, hay dos formas los que legaron las matronas caucanas en donde cada fruta tiene un ritual o los que son hechos en pailas de cobre (receta que llegó de Nariño) y que se convierten en un espectáculo no solo por el sabor, sino por su preparación.

Festival Internacional de Música

Y para continuar con aquellos sabores que deleitan en Popayán, nada mejor que decirte que este año en el mes de marzo, la capital caucana será la sede del 50 Festival Internacional de Música.

La programación musical se disfrutará durante Semana Santa con presentaciones musicales, conciertos, conferencias.

Músicos de diferentes lugares del mundo llegan hasta este territorio colombiano a disfrutar no solo de las notas musicales sino de todo lo que encierra la capital caucana porque Popayán, una ciudad que es mucho más que religión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.