Zócalos narran la historia de Guatapé

Zócalos narran la historia de Guatapé

A dos horas de Medellín está Guatapé, uno de los municipios más pintorescos de Antioquia. Aquí las fachadas de las casas cuentan historias a partir de obras de arte que adornan las viviendas, los almacenes, la iglesia y la alcaldía municipal, entre otros.

Los zócalos se encuentran ubicados en la parte inferior de las fachadas, inicialmente se hicieron para proteger las paredes de las casas del agua o los picotazos de las gallinas, estas casas en un inicio eran de bahareque, material que se deterioraba con facilidad por su composición de barro. Hoy están hechos en cemento y se convierten en punto de referencia para recorrer el municipio, se destaca el sentido estético, artístico y desde luego una propuesta que le agrega color e historia a Guatapé.

Cada cuadro va narrando una historia que permite conocer el quehacer de quienes habitan cada infraestructura.  Las obras de arte son pequeñas, algunas de ellas tienen símbolos geométricos, otros figuras que tienen que ver con los oficios que se practican en el municipio es así como hay panaderos, zapateros, arrieros, carniceros.

En buena parte del municipio se puede apreciar una oveja, los lugareños dicen que ellas llevan un mensaje: “Las patas van hacia adelante recordándonos que caminamos hacia el futuro y la cabeza va hacia atrás para que no olvidemos nuestras raíces, de dónde venimos”, va contando uno de los guías de la agencia MaxiTours.

Paredes con historia

Los guatapenses no solo mandan a esculpir los zócalos de sus casas en donde los artistas se pulen para que cada obra narre una historia. A los zócalos se suman los colores de las fachadas, puertas y ventanas. También de los murales que hacen presencia en diferentes puntos de la ciudad.

En la alcaldía municipal por ejemplo hay zócalos en la fachada exterior, pero también en la parte interna, en ella por ejemplo los visitantes encuentran aspectos de la construcción de la hidroeléctrica, las formas de transporte, los oficios y desde luego el trabajo que realizan los lugareños.

La economía de este municipio se ha transformado, han encontrado en el turismo una fuente importante de ingresos. Por eso las fachadas mantienen relucientes, los establecimientos comerciales se ocupan de brindar alternativas gastronómicas pero también propuestas novedosas en sus instalaciones para que propios y visitantes disfruten de una experiencia cargada de arte.

Hablar de un tiempo para recorrer el municipio es incierto.  Si bien los guías van por algunas calles céntricas contando la historia, caminar el municipio es descubrir  un sinnúmero de emprendimientos, de sueños y de buena atención. Aquí se esmeran porque el turista se sienta en casa.

Además de recorrer las calles pintorescas de esta municipio, el malecón se convierte en otro de los atractivos de Guatapé.

Nosotros caminamos, pero también en el centro de Guatapé se encuentran alternativas como una chiva o carromotos que llevan a visitar otros puntos de la ciudad.

En el centro del municipio está la iglesia una visita obligada, su estilo grecorromano, el piso colorido y todo su interior forrado en madera hacen que sea una parada obligada, se sea creyente o no. La iglesia Nuestra Señora del Carmen data de 1867.

En el centro  también se encuentra la  Calle del Recuerdo, la Fuente de los Arrieros, la alcaldía municipal y las escalinatas coloridas  que narran la riqueza de la flora y fauna de la región, paradas imperdibles para tomar fotografías que referencian la visita a este municipio.

PUBLICIDAD

Acerca de Bethsabe Castro P 151 Articles
Comunicadora social - periodista Apasionada por las historias que inspiran. Generador de contenidos que contribuyen a la transformación y a la paz. Asesora en comunicación organizacional